5 de noviembre de 2010

A los amigos


Quiero dedicarle estas palabras a una persona que se fue. Y este post me gustaría que sirva para todo aquel que haya vivido una pérdida. Cógelo prestado.

Hoy me he acordado de ti. Estaba cansada, era tarde y el autobús no llegaba. En mi mp3 rayado (por llevarlo en el bolso) sonaba una suerte de canciones: The Four Tops, Marvin Gay, y Jackson Five, música negra... y al aparecer esta canción te he "visto" en esa calle vacía, con esa noche tempranera que acude a nuestro luminoso Alicante.

¿La razón? la música es mágica.


Un minuto sólo un minuto ha durado mi agobio. ¿Qué hacer cuando se recuerda a un ser querido? ¿Se puede parar a un desconocido y decirle que te acaba de dar un pinchazo en el alma? Creo que no.Al rato, mirando al cielo con una media sonrisa he recordado momentos donde el inglés de San Juan sonreía. 

Y no podía dejarlo solo. Le he acompañado sonriendo por dentro y por fuera. El cansancio se ha ido, los problemas absurdos, ¿qué derecho tengo? mi buen amigo... Estoy aquí y gracias a ti soy un poquito mejor.

Aprendamos de quienes nos rodean. Cuando nos hablen escuchemos. Qué pocas veces nos paramos a pensar que estamos aquí de paso. La humildad y tender a ser más sabios debiera ser nuestra misión.



¿El amor...? ¡Qué pasado de moda está! ¡Hasta él se reía de las comedias románticas! y tenia razón, ESO no es amor, el verdadero está en el día a día, pero es tan fácil odiar, no ceder, pensar que disponemos de todo el tiempo del mundo para arreglar ese problema estúpido, que nos ha distanciado de un amigo, un familiar...


De pequeños creemos que morimos con noventa o cien años, si se tercia.De adultos se nos enseña que mejor no hablar del tema. Se esconde. Pienso que hacemos mal. Hacen mal. Se equivocan los pudorosos y remilgados que la rehuyen.


Pero esta noche hagamos sitio en nuestra mente, para esa persona tan querida, amada... que se marchó pronto. No hay porqué llorar ¡o sí!, libertad plena, y suspira, mira fotos, recuerda momentos únicos, conversaciones, su mirada, su risa...


Mañana hará ya seis meses, curioso, justo unas horas antes le he tenido tan presente.No te voy a olvidar. No debo y no quiero. Eso sí, cada vez lo haré con más fuerza porque el día que te olvidan es el día que de veras mueres (cito a Paco Huesca)




No nos olvidemos de los que se marcharon, y aunque suene baladí: quiere a quienes te quieren. Es un regalo. A fin de cuentas, el amor mueve el mundo y no debemos dejar que se pare.


Besicos




Joana Sánchez

4 comentarios:

paco huesca dijo...

Eres buena persona ,y mejor amiga.Un besazo.

Enrique Tarragó Freixes dijo...

Precioso artículo. Os lo robo, merecería que muchos mas pudieran disfrutarlo

Anónimo dijo...

Cuánto entiendo esa nostalgia que trae recordar al ser querido que ha partido! Sólo los que hemos vivido esa experiencia podemos comprenderla en su verdadera y total dimensión. Si se pudiesen atrapar de nuevo los momentos transcurridos en su compañía, si tuviésemos la posibilidad de vivirlos aunque más no fuese una vez más, seguramente los valoraríamos de otra forma, los disfrutaríamos más intensamente.
Que esto nos sirva para vivir de otra manera sin creernos eternos, amando a pleno y dejando de lado todo otro sentimiento que no sea el amor. Un beso
Marta Améndola

(Alicante cuenta) dijo...

Ahora mismo os estoy enviando un besazo virtual a cada uno de los tres. ¿No será que me rodeo de buenas personas?