5 de septiembre de 2011

La noticia positiva


Esta mañana, bien temprano, desde la radio llegaba la voz afectada y cargada de angustia de un locutor: "Malas noticias, sentimos comenzar el día así (eran las seis de la mañana), pero entramos en recesión". De acuerdo, hay que informar, pero ¿es necesario ese tono grave? antes de que mencionara la palabra recesión pensé en mil asuntos.

Nadie niega que en el mundo ocurran desgracias, que el paro sea un problema serio, pero ¿acaso no han pensado los responsables de los medios de comunicación, que generar más apatía y ansiedad, tampoco beneficia?

En este planeta habitamos millones de personas, ¿por qué no dar espacio a una buena noticia? la alegría es contagiosa, difundamos el virus de la sonrisa.

Esto no significa que demos la espalda a la realidad, pero ¿acaso torturarnos con las cifras de parados, historias trágicas y tertulias eternas donde nadie aporta nada, beneficia a alguien?

Ahora más que nunca hay que potenciar la energía positiva, las ganas de luchar y salir adelante, mostrar ejemplos de personas que han conseguido un empleo, han abierto una pequeña empresa y son felices.

Esa moda de mal gusto de mostrar a "ricos" españoles que viven en países donde la gran mayoría trabajan por 350 euros para que ellos tengan ese tren de vida, resulta lamentable. Algunos formatos en televisión parecen gozar diciéndonos "mirad, ellos viven mejor que tú, observa cuántas cosas tienen"

Cosas...


Os invito a dar un paseo por Elche, eso sí, con sombrero y protección solar. Es una pequeña gran "cosa". Te enriqueces de belleza, de momentos divertidos, te escandalizas porque cobran 2,50 por subir a un trenecito que recorre la mitad de la ciudad (o menos) y otros 2,50 por subir a la torre de una Iglesia con más de 150 escalones.

Pero exceptuando esos dos pequeños detalles, merece la pena perderse por algún lugar de la provincia. Llenar la mochila de expectativas de pasar un buen día y dejar atrás pizcas de negatividad.


Señores comunicadores, tomen ejemplo de Toni Garrido en RNE, hoy ha comenzado una nueva sección donde el protagonista es un ciudadano a quien realiza una entrevista.

Estamos rodeados de "expertos" en hundirnos la moral.

Saquemos la lengua y ampliemos la sonrisa.



Joana Sánchez





1 comentario:

Enrique Tarragó Freixes dijo...

A mi me ha. Pasado lo mismo y he pensado lo mismo, Joana. Pienso que el sensacionalismo agresivo y gran animador de la audiencia se impone hasta en el periodismo serio. Que pena, si, pero yo te haré caso, sacaré la lengua y ampliaré i sonrisa.
BN.