24 de septiembre de 2011

Una caricia en el alma: Brahms y Mahler

Joan Iborra
Describir el universo que creó la Orquesta Sinfónica de Alicante, ayer en el Aula CAM es imposible.

Las sensaciones y la emoción, en este caso, son lenguajes ajenos a la escritura. Pero haré un esfuerzo.

Su Director: Joan Iborra junto a Joaquín Palomares: Violín, y Francesco Pepicelli: Violonchelo, nos transportaron a otro espacio, puro, mágico, donde los sonidos se transformaban en colores, en formas que aceleraban tu corazón, te hacían esbozar una sonrisa para entrar en comunión con ese grupo de excelentes músicos.

El nexo común: J. Brahms y G. Mahler.


Quien no es capaz de cerrar los ojos y dejarse llevar, me apena, no le acuso de nada, pero no es necesario haber estudiado en un conservatorio, ni que te apasione la música clásica, sólo si tu alma es sensible gozará de la oportunidad de dejarse acariciar por una hilera de notas, que un compositor ajeno a nuestros tiempos, tejió con talento y paciencia, para darle voz a un violín mudo o a un clarinete sin nada que decir.

Mi enhorabuena a Joan Iborra por trasladar con sus movimientos y su lenguaje corporal, la pasión, la emoción y la belleza de la que fuimos testigos.

Admito haber cerrado los ojos y volado lejos de aquella sala. Si desde pequeños nos acercaran a la música como placer, como vehículo donde liberar nuestras emociones y creatividad ¿el mundo sería distinto? tal vez.

Escucha, cierra los ojos y simplemente escribe qué sientes o qué has visto si has tenido la oportunidad de escuchar a nuestra Orquesta o a cualquier músico.


PD. Llámenme radical, pero cerraría las puertas a señoras que llevan el pelo lleno de laca y huyen a los diez minutos del concierto, les daría caramelos a los que tosen mientras una nota lucha por escucharse en el audiotorio.





Joana Sánchez


4 comentarios:

Anónimo dijo...

Viva la música.

Rafael Gómez dijo...

Ese concierto fue una gozada para los sentidos. Felicidades por el artículo.

Anónimo dijo...

Joan Iborra no está lo suficientemente reconocido en esta ciudad.Le conozco hace años y sé de su trayectoria. Es un excelente director de orquesta, un buen músico.

Mercedes

Joana dijo...

La mente es selectiva con los recuerdos, mientras la luna asoma (todavía no es llena, lo será el próximo 25) me vino a la mente Mahler y un tipo: R. y otro que le dio las entradas: S. Si ese día volé fue gracias al primero y a esta sinfonía. La tengo de fondo, ¿volaré hoy? Tengo que intentarlo.