23 de febrero de 2018

"Me dejó marchar" Coque Malla, Iván Ferreiro y mi padre.


8 meses como si fueran 8 días. Mi padre nos dijo adiós y hace 60 días reaccioné. Bajé de esa nube donde me instalé pensando en lugares hermosos donde estaría, ya en paz.

Frenó la actividad relacionada con papeleo. Los pésames ya no se oyen. Y al frenar, fue cuando su ausencia se hace más grande. Ahora le lloro casi todos los días. Quiero verlo. Darle otro abrazo.

Me importan pocas cosas. Sólo volver a ser FELIZ al 100% Y VIVIR. Pero le lloro como si fuera una niña pequeña. Me siento tan vulnerable sin su presencia. Aunque a veces lo viera poco. Pero le vi mucho estos últimos años y mi guapo padre se convirtió en mi colega.

Ayer se fue Forges, lo sentí pero ahora entiendo a quienes me decían que guardara esa pena para cuando se fuera alguien que de verdad me tocara el alma. Y ése era mi padre. 

Ahora sólo tengo una idea en mi cabeza: ser mejor. Hacer las cosas bien. Simplificar mi existencia. En ello estoy desde que se marchó.
Y no me enfado, "no te enfades", me decía... 

Un día oímos juntos a Coque Malla: una de sus canciones con Los Ronaldos, antes de ser un genio creativo. Recuerdo que bailamos "Idiota", él no se la sabía pero yo la gritaba.

Los idiotas supongo que no tenían rostro. Estábamos en nuestra burbuja de paseos y charlas surrealistas. Cómo te echo de menos papá. 

Desperté y ahora soy consciente de que no te voy a ver más. El alicantino de corazón se fue para siempre, pero no te voy a olvidar jamás. Ni tu mujer, ni tu hijo ni tu nuera.

Las energías que tengo son sólo para tratar de volver a la alegría, a la serenidad y a la ilusión. 

Tengo suerte, me ilusiono con poco.Voy a tratar de ver en concierto a Coque Malla con su IRREPETIBLE y voy a bailar más que Iván Ferreiro en esta canción, dando sus saltitos que tanto me gustan. Y sonreiré y te guiñaré un ojo.

Si este blog dejó de ser un lugar para hablar de Alicante en 2014, ahora lo tengo más que claro. Es un espacio donde acudir para, de vez en cuando contar lo que me salga del alma.

Besad y quered a quienes os quieren. Abrazad a quien está con vosotros en lo bueno y en lo malo. ¿Los demás? Algún día, por desgracia, sabrán lo que significa sentir esta vulnerabilidad.


Joana 

12 de febrero de 2018