30 de noviembre de 2014

Valiente.



Valiente.
(Del ant. part. act. de valerlat. valens, -entis).

1. adj. Fuerte y robusto en su línea.

2. adj. Esforzado, animoso y de valor. 

3. adj. Eficaz y activo en su línea, física o moralmente.

4. adj. Excelente, primoroso o especial en su línea.


Un día nos hicimos amigas. La conocía desde siempre. Mismo barrio, mismo colegio, años más tarde mismo instituto. Y luego vinieron momentos de ocio compartidos, conversaciones... la vida.

Hace unos meses le diagnosticaron un cáncer de mama, pero ella no llora. Ella elige luchar. Esta es la historia de una valiente. De una mujer a la que le gusta reír, conversar con las amigas, la música de Carlos Baute, una madre que no solo quiere a su hijo sino que ha sabido educarlo bien, sencilla, graciosa, a la que le gusta bailar, buena hija, de esas que cuando llama por teléfono te pregunta por toda la familia (le ocurra lo que le ocurra a ella)

La capacidad que tiene el ser humano para sobrevivir a situaciones en principio dramáticas, o difíciles no deja de asombrarme. Al igual que en otros me entristece esa forma de caer en la autocompasión en vez de buscar una solución al obstáculo que no nos permita sentirnos plenos.

El cáncer de mama se asocia a un lazo rosa, con alguna campaña realizada con buena voluntad por parte de famosos y muchas asociaciones donde se asesora y ayuda a mujeres y hombres a sobrellevar esos momentos hasta la curación plena.

Son esos momentos, los que convierten a mi amiga en una Wonder Woman. Esas horas son como un combate de boxeo pero ella se levanta después de cada asalto. El aprecio por la vida, las ganas de salir adelante pueden más que esas sensaciones que aparecen y le destrozan el ánimo. 

Ella es 'esforzada, animosa y de valor'. 

Las emociones hay que dejarlas salir, que estallen como globos en una fiesta infantil: la rabia, el dolor, el miedo, la frustración pero también las importantes: la alegría, gratitud, esperanza, diversión, ilusión, asombro y amor.

Me admira (o no, ya la conozco...) su actitud. Ella es capaz de conversar y reír a pesar de estar "de bajón". El humor también lo tiene bien entrenado y somos capaces de reír en una charla donde ella ha hablado con naturalidad de su tratamiento.

Los héroes, las heroínas no habitan en las películas, ni en los clásicos, los valientes son esas personas que nos rodean, y que todas las mañanas se levantan para librar distintas batallas sin quejarse, sin odio, sin buscar culpables a su desazón.  

Ella se pondrá bien ¡de eso no hay ni una diminuta duda! por esta razón escribo estas líneas, para gritar a los cuatro vientos que los valientes hablan y se quejan cuando toca, claro que sí, pero el resto del tiempo lo dedican a luchar sin descanso porque se saben ganadores.

Valiente, valiente, valiente, valiente.


Texto: Joana Sánchez.
Dibujo: Maribel Iborra (Si hablara el Benacantil)




4 comentarios:

Enrique Tarragó Freixes dijo...

Me quedo, Joana, con esa frase: Ella es 'esforzada, animosa y de valor´, pero tú eres un ángel.

Joana Sánchez dijo...

Creo que aquí todas las buenas palabras las merece ella. ¿Un ángel? No creas Enrique. Soy un ser humano y tengo tantos defectos que no creo que me dieran el diploma de ángel ;-) Abrazos mil.

A. dijo...

Tu amiga un ángel por ser tan luchadora en esa situación y tú una muy buena persona. No necesitas ser perfecta, al menos para mí. Un beso.

(Alicante cuenta) dijo...

Gracias A.