7 de mayo de 2013

Fiestas en el Barrio de Santa Cruz. Alicante es bella.

Llegó mayo y con él por fin las lluvias dijeron adiós. Demasiado gris, demasiada agua para una ciudad acostumbrada al calor del sol. Otro año más iniciamos la aventura de pasear por el barrio de Santa Cruz. El casco antiguo de la ciudad. Un lugar donde se percibe autenticidad. Ese rincón donde apetece pasear porque no ha perdido su encanto. No necesita artificios para encantar al visitante.

En este mes se viven las fiestas de las cruces. Los vecinos derrochan ingenio y creatividad para adornar las calles. ¿Crisis? Muchos debieran tomar ejemplo. No se necesitan grandes fastos para que el personal se divierta y sonría.

Sus casas de colores están situadas en unas calles empinadas y repletas de escaleras que desafiantes, retan a quienes residen allí o vienen a pasar la tarde. 

Al final, ganan ellas pero no importa, el buen humor y la imaginación que envuelve cada nombre que poseen las casas: "Casa que sube hasta la ermita de San Roque", los murales sacados de un cuento que adornan las paredes, y la gracia que le ponen a cada detalle los vecinos en estas fiestas,  resultan suficiente estímulo como para olvidar ese subir y bajar peldaños.

Os dejamos con una recopilación de fotografías de este año y alguna del pasado 2012 para tentaros y que os acerquéis a Alicante. Si bien ya no llegáis a estas fiestas, sí podréis disfrutar de sus calles, de sus flores y de la Historia de este pequeño gran Barrio con solera, en cualquier época del año. Sobre todo ahora que se acerca el verano. 





















Texto: Joana Sánchez
Imágenes : Roberto Muñoz



3 comentarios:

ave alicante dijo...

Estupendo barrio alicantino!
Felices fiestas.

Marta dijo...

Me encantó, tiene un toque de magia, de sentimiento, de autenticidad. Gracias por compartir. Un beso Marta Améndola

(Alicante cuenta) dijo...

Gracias a ambos.

Un abrazo fuerte Marta :)