23 de enero de 2013

Nostalgia por la sesión doble.



Les  cuento. El otro día fui al cine.Suelo ir menos en estos últimos años.Me he vuelto excesivamente selectivo quizás por el demasiado tiempo perdido (?) en las salas.En estos días, después de una sequía para mí alarmante en cuanto a títulos que me interesan,volví a hacerlo en sesión nocturna y entre semana .

Era justo el día que "La vida de Pi", esa deliciosa metáfora  de Lee , conseguía sus 11 nominaciones para los oscars, y como viene siendo habitual en mi caso, me encontré solo en la sala. Solo en la oscuridad.Estoy acostumbrado.

La sorpresa que me encontré es que el complejo de cines en  donde  la propiedad afirmó no subir la  entrada pese  la subida del IVA, me costó 8 eurillos la butaca. Bueno, no entro en esa historia pues desgraciadamente sé lo que supone subir la persiana de una sala,o dos, o tres.

Y cada uno en su casa hace lo que le da la gana como aquella Mirandolina de Goldoni.Ahora bien, esto del cine se está poniendo fino.Casi un lujo.Por cierto, me encantó la historia de Pi con el tigre.

Comprendo que en los tiempos que corren y en estos meses con películas nominadas a oscars, goyas,baftas y demás, es donde igual el exhibidor puede sacar más rentabilidad a sus negocios cinematográficos.Pero visto lo visto, lo que vi la otra noche y muchas otras noches, tal vez en Alicante falta un poco de creatividad a la hora de programar.

Uno aboga con cierta nostalgia por la ya olvidada tradición de la doble sesión en aquellas grandes salas como otra alternativa. Se trata de reenganchar a un público tal vez distante con la industria cinematográfica en estos  momentos.

Son tiempos de excesos de estrenos, la mayoría sin interés alguno, y creo que sería deseable recuperar ese rito, ese calor, esa familiaridad de ir al cine.

Como antaño se está incentivando la doble sesión en Barcelona, y ahora a modo piloto en Madrid,Zaragoza y San Sebastián. Y me cuentan que se hacen grandes colas, ay! las colas, y encima se agotan las localidades.Se trata de confeccionar  programas dobles con pelis de los últimos cincuenta años o más, ¿por qué no? 


No es que sea exactamente  como aquella tónica que algunos vivimos y vimos en los cines Monumental-Salón Moderno, Rialto, Salón España luego llamado Capitol o Calderón alicantinos.Es, insisto, como algo creativo a la hora de elegir títulos.¿Por qué no reunir en un programa doble "Los Goonies" con "La princesa prometida", o "Superman" con" Indiana Jones", o "Psicosis" con "Vértigo" ? 

Personalmente recuerdo un programa doble que se me ocurrió inventar en los minicines Astoria con "Ciudadano Kane" y "El acorazado Potemkin". Quizás una boutade,una osadía pero funcionó.Y eso que aquello era un programa doble de arte y ensayo.


Pienso que Alicante en cuanto al cine necesita de nuevos incentivos, novedosos,diferentes mas creativos que haga salir  a la gente a ese rito maravilloso de ir al cine y ,si es posible, con un precio más asequible.Vamos, precio  de crisis.Porque  necesitamos seguir teniendo una cultura cinematográfica   y no dejarla morir.


Paco Huesca

3 comentarios:

Joanita dijo...

Estoy en pie aplaudiendo. Sé que también es duro para los propietarios pero 8 euros es una barbaridad para una familia en la que haya cuatro miembros. Incluso para uno, como bien dices es un lujo.

Ah me gusta la propuesta de sesión doble: "La princesa prometida" y "Los Goonies" ¡¡¡Habría cola para verlas!!!

Ojalá se recupere esa tradición de ir al cine como algo natural, y que cualquier ciudadano se podía permitir.

Una ola para Paco :)

Pd. Anoto "Amor" y "La vida de Pi"

paco huesca dijo...

AMOR es una obra de arte,quiero ver,y se lo voy a pasar mal.Pero hay que ver.Gracias Joana,muchos besos.

Enrique Tarragó Freixes dijo...

me apunto a esa idea pues en esa es como yo aprendí a ir al cine.