9 de diciembre de 2011

Novelda II.

Hace no mucho hablamos sobre esta localidad alicantina. Tan grata fue la visita que decidimos volver, pero esta vez para conocer su santuario por dentro y también sus calles.

Resultó llamativo el frío que invadía el lugar. En nuestra última excursión tuvimos que deshacernos de las prendas de invierno, como si el caprichoso verano hubiera regresado. Esta vez no fue así y bien abrigados, nos mezclamos con un grupo de visitantes intrépidos. Penetramos en el Santuario de Santa María Magdalena, obra como ya sabéis de José Sala, inspirada en el trabajo de Gaudí.




Lo más llamativo fue comprobar lo pequeño que resulta su interior. Por fuera, su majestuosa fachada, sacada de un bello sueño modernista, hace presagiar un interior con el mismo toque fascinante. Sin menospreciar su encanto, lo cierto es que apenas había espacio para movernos, cuando allí éramos unas treinta personas. Sobre todo a la hora de inmortalizar cada rincón con las cámaras. 


Aunque la vista pronto queda atrapada por sus paredes donde reposan frescos místicos. Aquí va una prueba.


LLAMÓ NUESTRA ATENCIÓN EL ÓRGANO QUE EN 2010 ESTABA PREVISTO SE INCORPORARA AL MOBILIARIO. OBRA DEL ARTISTA IVÁN LARREA (UN INNOVADOR ORGANERO)




EL ÓRGANO


MAQUETA DEL ÓRGANO FOTOGRAFIADA POR ROBERTO MUÑOZ
Resulta interesante el siguiente artículo publicado en el diario Información, donde recoge las dificultades de instalar semejante obra, propia de las construcciones egipcias. Tanto por sus dimensiones, como por sus materiales. El toque humorístico del periodista Pérez Gil, es de agradecer. "Obra "faraónica" en el Santuario de Novelda para instalar el órgano más grande del mundo"

Pero además del peculiar instrumento, una imagen cobra protagonismo en el altar. Se trata de un cuadro atribuido a Gastón Castelló. Artista alicantino que destacó en el área del dibujo, la pintura y el grabado. Sin olvidar su contribución al mundo de la Hoguera como constructor. 





Ya fallecido, en Alicante se le rinde homenaje con una escultura situada en la plaza del Mercado Central, donde se ha convertido en una tradición hacerse una fotografía junto al artista, el cual descansa sentado en un banco.


Al comprobar que hablar de Novelda  necesita de más tiempo y espacio, creo que en el próximo capítulo charlaremos del pueblo, de sus monumentos, de la estatua a Jorge Juan y más detalles que capturamos con la cámara y con nuestras retinas.

La provincia de Alicante tiene mucho que contar y por descubrir. Hasta nuestra próxima escapada. El frío no nos detiene.


Archivo:Novelda-Mapa del Medio Vinalopó.svg

Texto: Joana Sánchez
Fotografías: Roberto Muñoz



 

5 comentarios:

Feliciano dijo...

Bonita descripción de un tesoro escondido de nuestra tierra.

Enrique Tarragó Freixes dijo...

Conozco el lugar. Brillante artículo, Joana. Muy instructivo.

Anónimo dijo...

lindas las fotografías

juncalmacho1 dijo...

Fue uno de los edificios que mas me llamó la atención cuando llegué a tierras alicantinas hace mas de 30 años. Subimos varias veces a verlo a lo largo de los años y siempre lo encontrábamos cerrado.Tenía muchas ganas de verlo por dentro. Gracias. Aunque el interior me ha desilusionado creo que solo por ver y escuchar el órgano valdrá la pena volver.

(Alicante cuenta) dijo...

Hola Juncal, es realmente precioso, cada vez encuentras un detalle para admirar, pero por dentro es tan plano todo..., tras ver ese derroche de ingenio, resulta un poco decepcionante encontrar un interior con tan poca creatividad. Escucharemos el órgano, sí señor. Allí había un señor pero la música que sonaba no parecía salir de un órgano, no recuerdo la pieza, pero ayudó a encontrar aquellas paredes más bonitas. Nosotros disfrutamos pero siempre lo hacemos, con estas pequeñas cosas. Veremos qué nos depara mañana. Me alegra saludarte.