17 de febrero de 2011

ATAQUE A LA DEMOCRACIA


Como demócrata y ciudadano toda mi repulsa contra este tipo de actos vandálicos como el ocurrido a la sede electoral del PP en Alicante.Pienso que no hay que elucubrar cosas raras,extrañas y sacarlas de contexto.

Y por supuesto hay que rechazar el ataque a la sede electoral del PP, como también se rechazaría si hubiera sido a la sede electoral del PSOE o de IU , o de cualquier otro partido democrático.


A unos meses de elecciones autonómicas y municipales este tipo de actos en sedes electorales sólo hacen, por parte de algunos, fomentar odios, rencores, y generar falsas alarmas,y esto no es nada bueno para la higiene democrática,y flaco favor hace a la democracia en general.



En suma, se ejerce la ceremonia de la confusión.Y así mal comenzamos. Como dice la alcaldesa, espero sea un simple - y desagradable - acto vandálico de los muchos que se realizan, por desgracia, en nuestra ciudad sin ningún tipo de connotación política.


Es loable destacar como el primer partido de la oposición ha condenado el hecho,así como lo hará el resto y cualquier ciudadano de bien.Ahora hay que dejar trabajar a las fuerzas de seguridad del Estado para intentar aclarar la autoría de los hechos.


Que este deleznable hecho puntual sirva para estar todos,partidos incluidos, unidos contra actos violentos,y mas en estas fechas pre- electorales,máxime si se realizan en sedes de partidos políticos.


Que no sirvan para contaminar y generar extrañas confusiones en una campaña electoral que debe ser limpia,libre,honesta, y sin este tipo de violencia realizada por gentes que a buen seguro sólo pretenden empañar a su manera, el derecho soberano de los ciudadanos.


Paco Huesca


(Y el equipo de Alicante Cuenta)

5 comentarios:

Joana dijo...

Cualquier acto violento es censurable. Estoy de acuerdo con los comentarios de propietarios de establecimientos en la ciudad.

Pero en este caso, hablamos-dejando de lado la simpatía por unos colores u otros- de un ataque a un símbolo: un partido democrático.

El desencanto por la corrupción, el paro, la apatía por parte de los ciudadanos sería absurdo negarlo. Existe. Pero es injusto pensar en el débil como hipotético responsable.

Condeno este ataque vandálico. La forma de protestar todos la conocemos: las urnas, el voto en blanco, en definitiva el único diálogo que sirve entre ciudadano y político.

¿Violencia? No, gracias.

Elisa dijo...

para mí es una gamberrada sin más. No la defiendo. Pero acabo de escuchar la cifra de parados en Alicante y los defensores de las hogueras molestos por sus recortes. Esta ciudad es de locos.

angelyyo dijo...

Siempre han habido descerebrados y todos los fines de semana se suelen ver muchos por las calles, como dice Joana, cualquier acto violento es censurable y en estos momentos mas,me uno a la condena de estos actos y el problema es que algunos quieran sacar rendimiento político de estas cosas, que seguro algunos lo hacen.

Anónimo dijo...

NO se que ha pasado. Yo no he oido de ningún acto vandálico.

(Alicante cuenta) dijo...

Hola, echa un vistazo al enlace. Aparece en la portada del diario Información. Gracias.