Mostrando entradas con la etiqueta Gracias. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Gracias. Mostrar todas las entradas

26 de marzo de 2015

Jo sóc...




Este blog nació en 2010 gracias a Roberto MC. A veces, las pequeñas decisiones, se unen a las grandes ideas y así surgió Alicante Cuenta. Con ilusión, y como un vehículo para expresarnos. Nuestro pequeño-gran medio de comunicación.

El éxito es una cuestión relativa. ¿Seguidores? Sí, hemos tenido una gran cantidad ¡Gracias!, ¿Repercusión? Tampoco nos podemos quejar. Nos han concedido entrevistas, hemos cubierto noticias que se estaban produciendo en la ciudad, y hemos conocido a personas con las que todavía existe una excelente relación.

Con este blog nos hemos acercado a Alicante y su provincia de mil formas: Fiestas, personajes, historia, humor...

Nuestra existencia es efímera. La vida va demasiado rápido. Por esta razón debemos tomar aire y detenernos para dar las gracias. Echar la vista atrás y quedarse con lo positivo. Todos aportamos y sumamos. Y son precisamente los pequeños gestos los que engrandecen a las personas. 

Sus aportaciones han sido y son de interés, algo que demuestran las innumerables visitas a sus artículos en este 2015. 

Él contribuyó con muchos textos, fotografías, y a él le debo escribir entradas divertidas, y descriptivas sobre pueblos pintorescos de nuestra provincia que merecen la pena visitar.

El descubrir lugares con encanto, tradiciones como la del Tirisiti y joyas escondidas en nuestra ciudad, en forma de edificios con solera, entre otras muchas cosas, han sido su fuerte, unida a la originalidad y curiosidad.

Siempre le ha gustado la discreción pero, al menos en esta despedida improvisada le toca ser protagonista. Sin entrar en muchos detalles, como a él le gusta.

"No hay deber más necesario que el de dar las gracias" Marco Tulio Cicerón (106-43. a. C)

Así que, gracias por formar parte de esta pequeña familia. 

Adéu



Joana Sánchez


8 de diciembre de 2014

¿Cumpleaños feliz?






Cumplir años para mí es una bendición. ¿Más mayor? Sí, claro. Y  más tiempo que he invertido en intentar ser mejor persona. Sumar años es algo que ocurre sin darnos cuenta, sobre todo cuando te sientes espiritualmente joven, mentalmente curiosa, con tanto por hacer y descubrir todavía. 

Pero sobre todo, cumplir años es una suma de aciertos y errores de los que aprender y crecer, porque he hecho muchas cosas mal, quizás no a propósito y sí por desconocimiento...

Os contaré una historia. El otro día un señor andaba perdido buscando una parada de autobús, le dije que me acompañara. Medía un metro y noventa centímetros aproximadamente, llevaba una sudadera negra con capucha bajo una chaqueta del mismo color. Su porte era elegante y juvenil.

Tenía 71 años y venía de un centro de mayores "de bailar". Estaba algo deprimido. "Son todos viejos" me confesó. Y mientras esperábamos el bus le dije que le entendía porque las personas no llevamos un sello en la frente que nos identifique como jóvenes o mayores y nadie tiene derecho a decidir qué nos gusta dependiendo de nuestra edad. Cuanto menos un centro municipal con la etiqueta "para mayores".

Para él aquella experiencia había sido un mal trago ¡se sentía joven! ¿Por qué le dolía todo después de haber estado sentado allí horas y horas? Porque no había bailado y el ambiente le había deprimido, una locura ¿verdad?

Su esposa estaba enferma pero le parecía bien que él (mejor de salud) saliera a bailar porque era lo que le llenaba de vida. Tras una breve conversación se bajó en su parada tras besar mi mano y desearme feliz navidad. 

Le miré, "ahí va un viejo-joven", pensé. Espero que encuentre ese sitio donde encajar.

Pues eso, que hoy es mi cumpleaños y me siento joven como él, con energía y afortunada. No he tenido un millón de regalos pero sí de abrazos, de llamadas, también de esas felicitaciones por Facebook que tanto nos ilusionan ¡venga, que sí, que nos gusta! y ayer me cantaron el cumpleaños feliz ¿se puede pedir más? 

No. Que te quieran es el mejor regalo.

Sólo deseo cuando tenga la edad de ese hombre si no encajo con las personas de mi edad que me dejen rodearme de gente positiva, joven de espíritu y con ganas de descubrir este mundo con tanto por ofrecer.

Sois muy guapos todos, por dentro y por fuera. 

¿La última llamada? la de mi segunda madre, la mujer cuyo marido se fue a trabajar sin dormir tal día como hoy hace muchos años por mi culpa. 

Esa canción de ahí arriba va por vosotros porque hoy he dicho muchas veces gracias, pues por si me he dejado a alguien, este es mi regalo: ¿Bailas?. 


Añadido: Regalo con el que me he encontrado hoy. Cosas de Maribel Iborra y que servidora agradece.

Mentiría si dijera que éste fue un gran cumpleaños, ninguno lo es si no están TODOS y faltó alguien muy importante en mi vida. Mi mejor amigo.






Joana Sánchez