Mostrando entradas con la etiqueta Francisco Sánchez. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Francisco Sánchez. Mostrar todas las entradas

8 de octubre de 2015

Felicidades a mi hermano

Mi hermano y mi amiga Esther (su mujer también) :)
Mi hermano hoy cumple años. No es que se haya prodigado mucho por este blog :) pero hoy no es día de 'reproches'.

Los hermanos son una lotería. A los amigos los eliges, ¿a los hermanos? No hay opción. Con él me llevo bien y con sus defectos y sus virtudes, si algo tengo que destacar es que me ha animado en las aventuras que he emprendido. Que no es poco.

Ha ejercido de hermano mayor pero sin ser una lapa. O lo justo.

Con él he compartido mis primeros juegos, y le he calentado la cabeza con mis historias y hasta con mis amores de niña y adolescente. Paciente ha sido un rato largo. Al menos, antes.

Ya apuntaba maneras

Hemos visto todos los partidos del mundo de baloncesto. Juntos. Cada uno de un equipo, pero siempre admirados por los mismos jugadores, los buenos.

Para mí era normal tirar por la ventana "la sandía", esa pelota con la que pasaba las horas con sus amigos practicando deporte. Ver el "1,2, 3" a su lado. Entrar a su habitación para ver, sentada en el suelo, alguna película o lo que fuera que hicieran en su pequeña, pero maravillosa para mí, televisión.

Mi hermano era el que me hacía los dibujos técnicos ¡ahora lo puedo decir!, el que me arreglaba el ordenador cuando se empeñaba en no funcionar. El que me regaló una libreta-libro en blanco para 'que escribiera un libro y me hiciera famosa'

El primero que me acompañó al Castillo

Oíamos música. Los hermanos te marcan mucho en ese sentido. Elvis Presley, The Beach Boys, los 60..., pop británico, música española.

Esperaba con ansiedad que trajera el "Muy interesante" o "el Jueves", gustos dispares :)

Le he visto madrugar antes de salir el sol y volver a casa de noche. Apasionado por la informática, el baloncesto (¿ya lo he dicho?) el dibujo -que debería retomar-, gruñón cuando se tercia, sensible (como la hermana) y con mucha suerte por tener a su lado una mujer como la que tiene, que además es mi amiga. Esther. Mucha suerte, repito.

Hoy además de su cumpleaños, creo que es el momento de que empiece una nueva etapa en su vida donde todas las piezas vayan encajando. Lo merece. 

En uno de esos cumpleaños que celebramos con amigos

Nos hemos enfadado, hemos cosas el uno y el otro que no nos habrán gustado, pero al final, el cariño y el amor que sentimos han sido más fuertes. No habla tanto como yo (afortunadamente) pero escucha o hace como que escucha...

Él sí sabe montar en bici, conoce más pueblos de la provincia que servidora, le gusta la música de los años 60 pero está al día de los buenos temas que salen, eso me gusta, porque qué es eso de: "Esta es la música de nuestra época" :)

¡Nuestra época es en la que estamos viviendo!

Yo ya no le pido que escriba nada en el blog, no me hace caso, pero sí quería felicitarle porque en estos últimos años, a su manera, él ha estado ahí, y además nos lee.

Ojalá le vaya bien, sobre todo cuando se dé cuenta de que PUEDE ser así. ¿Lo has leído? :)

Muchas felicidades Paco.




PD. Desconoce que le voy a torturar con fotografías de su pasado. Pero también le voy a dejar uno de los temas que más le gustan ahora. :)

Joana Sánchez

11 de junio de 2011

La torre de Babel

Pongámonos en situación: había oído hablar de la convalidación de cursos de formación por el certificado de profesionalidad correspondiente, son emitidos por el Servicio Público de Empleo Estatal (SPEE) o, en su caso, por las Comunidades Autónomas, y tienen validez en todo el territorio nacional.


Poseer un certificado de profesionalidad supone sin lugar a dudas incrementar sustancialmente el currículum profesional, ya que, al ser un documento oficial, puntúa en cualquier proceso de selección que convoque la Administración Pública, y te acredita profesionalmente ante la empresa privada.

 

Un amigo (Roberto para más señas) me indica los pasos a seguir: rellenar el formulario que podemos encontrar en la página del Servef (entre otras) con los datos del curso realizado así como los módulos que lo constituyen (importante realizar dos copias, una para entregar y la otra para nosotros y dejar constancia de la entrega). A continuación fotocopia del diploma recibido y del Dni.

 
Pues bien, me dirigí al Ministerio en cuestión para tramitar la ardua tarea y ahí empezó un cúmulo de despropósitos dignos de una comedia de los hermanos Marx.

 

En la recepción del edificio un bedel me indica que posiblemente deba dirigirme a la tercera planta para informarme. Subimos (iba con mi pareja) y me recibe una funcionaria que amablemente me invita a esperar a la técnico encargada de tales menesteres, además he tenido suerte porque la he pillado antes de irse a desayunar (son las once o'clock). Esta persona en cuestión me informa que debo subir a la cuarta planta y dar entrada en su registro la documentación que aporto para que a continuación se la entreguen a ella (perplejo me hallo). También me indica que como mínimo tardaré seis meses en recibir el certificado siempre y cuando todo esté correcto (es decir que si lo necesito urgentemente puedo ir olvidándome de ello).

Subo a la cuarta y un funcionario sonriente como pocos me señala donde se encuentra el registro. Me dirijo a la oficina y la persona encargada de la misma desconoce que se deba realizar allí la entrega de la documentación y me remite al tercer nivel de nuevo.


Bajo las escaleras, por otro lado ejercicio totalmente recomendable, e insisten en que suba a la cuarta que es donde corresponde entregar el papeleo. Respiro profundamente y vuelvo a subir y de nada sirve mi insistencia para entregar el puñetero papel. Otra vez a la tercera planta y la funcionaria no da crédito a lo que me han dicho sus compañeros. Se levanta y me acompaña a la cuarta, esta vez subo las escaleras de dos en dos y pienso que estoy siendo objeto de una cámara oculta.


Se produce un diálogo entre las funcionarias sin llegar a un acuerdo y la señorita (o señora) que me ha acompañado opta por entregar los documentos en el registro de la tercera, mejor dicho me insta a que se los entregue yo a la funcionaria del lugar. El trámite en sí no dura más de tres minutos y a pesar de que tengo una serie de dudas respecto a otros cursos realizados pongo pies en polvorosa, no vaya a ser que me tengan toda la mañana subiéndoles el café o vaya usted a saber.





F.Sánchez

15 de noviembre de 2010

Lo que pudo haber sido y no fue

Uno no puede evitar de vez en cuando remontarse al pasado y analizar las decisiones tomadas, las circunstancias que envolvían ese momento y que nos hicieron decidirnos por tomar un camino en vez de otro.





Si me hubiese decidido por la universidad o por esa profesión que me atraía, si aquella propuesta para irme al extranjero la hubiera aceptado, si...



Todo ello carece de importancia, las decisiones están para eso, y equivocadas o no, podemos/debemos mirar hacia delante y cambiar nuestro presente, en la medida de lo posible y rebelarnos contra lo que nos disgusta.

El tiempo perdido en lamentaciones nunca nos será devuelto y esto es una verdad irrefutable.


Aprovechemos nuestro ingenio, hagamos aquello que dejamos pendiente, finalicemos ese sueño de juventud, seamos optimistas con nuestra vida y avancemos en una única dirección: vivir felices con nuestra realidad.






F. Sánchez

8 de octubre de 2010

Otro cumpleaños en Alicante Cuenta.

Nuestros alicantinos que Cuentan no paran de cumplir años, hoy le toca a Francisco Sánchez, que síiii que me he enterado de que hoy llegaste a este mundo, sobre la una ¡para qué madrugar! Esperamos con ansia tus nuevas aportaciones. Que no sólo de basquet vive el hombre ¿verdad? y tú tienes mucho para compartir. ¿Te gusta nuestra tarta? Se parece sospechosamente a la otra (silbando)





¡¡¡FELICIDADES!!!

4 de octubre de 2010

Mi vida es una cancha


Salto inicial, da comienzo la mejor liga del mundo de la canasta con permiso de la NBA.



Partido inaugural: Real Madrid versus Estudiante, uno de los clásicos de la historia de la ACB. Nosotros, mejor dicho el Meridiano Alicante, nos enfrentamos nada más y nada menos que con el actual campeón de liga, el Tau, perdón el Caja Laboral (Domingo 3 a las 12:30). El equipo viaja con la baja del base francés Heurtel y la incorporación (con contrato por un mes) del argentino Matías Ibarra para reforzar el puesto de base.



Las sensaciones que tengo después de ver el partido de presentación ante el Blancos de Rueda Valladolid, aparte de lo positivo de la victoria (83 – 78) son encontradas, es decir, veo calidad exterior, jugadores con capacidad para generar canastas y buen tiro desde más allá de los 6,75m y en estos incluyo a Doellman que tiene una excelente muñeca y visión para asistir a sus compañeros, pero su capacidad reboteadora es menor que la del lituano sevillano; por otra parte, echo de menos un hombre que genere canastas cerca del aro.



Pape Sow nos da esa consistencia defensiva y entrega que tanto agradecemos en un jugador, pero tanto el senegalés como el lituano Martynas son más finalizadores de jugadas. 

De todas formas esta temporada partimos con la ventaja de no tener una rémora en el puesto de pívot, ya que parece que todos vienen en forma y Erdogan (espero que esté centrado) es mucho más jugador que nuestro amigo Hill.



Seguiremos la trayectoria del equipo y contaremos algunas anécdotas relacionadas con el deporte de la cesta en próximos artículos.





Un saludo desde la línea de tres.





P.D. Vuelvo a animar a todo el mundo para que se abonen que el espectáculo está asegurado aunque lamentablemente no cobre comisión (espero que el club tenga el detalle de mandarme aunque sea una bufanda de segunda mano)




Francisco Sánchez

25 de julio de 2010

Mi vida es una cancha


La historia del baloncesto en Alicante se remonta a los partidos que un grupo de chavales organizaban en las canchas de su antiguo colegio. Ese amor por el deporte, admiración por jugadores como Fernando Martín, Drazen Petrovic, Villacampa, Epi, y un largo etcétera se extendió a la LIGA, es decir, a la NBA.Transcurrido el tiempo la afición por el baloncesto seguía intacta pero con un añadido ¡Quién nos iba a decir que en nuestra ciudad tendríamos un equipo en la ACB como el Lucentum! .

Comienza esta sección hoy, pero el amor a la pelota, bola o como queramos llamarla lo llevamos desde hace décadas muy dentro.

A veces me pregunto si somos conscientes en esta ciudad de que tenemos un equipo de baloncesto en la que se supone es la segunda mejor liga del mundo

Cada vez que abro un periódico local y veo la escasa información sobre el equipo, por no decir nula , pienso que quizás este deporte no gusta, no emociona, no es espectáculo pero luego vuelvo a reflexionar y lo que realmente sucede es que no hay apoyo porque simplemente no hay campañas de publicidad que elevan a cualquier deporte a ser seguido masivamente (lease el caso de la fórmula 1 o el deporte rey por excelencia que te lo meten hasta en la sopa y aunque no llegue a gustarte acabas viéndolo por inercia.

Hay que aportar ideas nuevas para reflotar este deporte y alcanzar un estatus de primer nivel que involucre a empresas de cualquier ámbito (desde aquí agradecer a las que ya lo están haciendo) y que estimule a los alicantinos a abonarse porque este deporte es uno de los más bellos para visualizar en directo e invito a cualquier persona que no haya estado en un partido a que se dejen caer por el Centro de Tecnificación un domingo por la mañana y comprobarán que estoy en lo cierto.

Aplaudo también la política del club de mantener precios en esta época de estrecheces económicas (por decirlo suavemente) así como los diversos descuentos sobre el precio inicial.

Desde este rincón iremos informando de la trayectoria del equipo y de las noticias que se produzcan en su entorno, mientras tanto seguiré lanzado tiros imposibles en mi vieja canasta.



Francisco Sánchez