20 de abril de 2011

Recuerdos para El Barrio en un Miércoles Santo

El genocidio norteamericano en Vietnam fue una de las conversaciones más trilladas. Luego vinieron las imágenes de un París lleno de barricadas. Los cantautores. Los de entonces nos recordaban la corrupción de las democracias. Me suena ahora.

Luego nos vino la información sobre la entrada de tanques en Praga. Cuba seguía estando allí. Las dictaduras latinoamericanas continuaban bajo las órdenes directas del Gran Jefe del Norte. Y la revolución de los claveles, tan cercana. Asia era Mao-Tse Tung y África millones de negros esclavizados por el hambre. Bob Dylan ya era sumo sacerdote. Los Beatles se derrumbaron.Y Franco era el jefe de Estado.El Geneneralísimo.

 
Nuestras vidas eran un libro, una revista, un comic, una canción, una película...Nuestras ilusiones, que todo cambiara, encontrar la libertad, un amigo, la chica, un beso, una caricia...


Nuestra realidad, la reivindicación estéril, la conversación en la barra de un bar que tranquilizaba la conciencia,una cerveza con cacahuetes o similar ("pienso" le llamaba yo), la mistelita, las tascas...y algunos locales languidecían con señoritas de mala compañía pero menos.


                           





Esa era la denominación popular de origen de El Barrio.Un lugar y unas gentes que han pasado a formar parte de la modesta mitología alicantina.

Pero siempre, antes y ahora, El Barrio tuvo, tiene y tendrá su miércoles santo y por las sinuosas callejuelas de Santa Cruz baja ese día la procesión con uno ,y luego dos, tres y hasta cuatro pasos ante el asombro de las gentes.
 
Y cada año un nudo en la garganta,unos aplausos muy sonoros, una saeta en el aire y alguna lágrima se nos resbala por las mejillas.


Es El Barrio y es Miércoles Santo,ese gran día para todos, vecinos, amigos, comerciantes, creyentes y no creyentes. Es el día de la procesión, y ese día toca "subir".
 
El Barrio se convierte en una gran casa sin puertas.Y la ciudad, el miércoles santo, se hace Barrio pero con mayúsculas.




Paco Huesca

3 comentarios:

Joana dijo...

La mejor descripción de El Barrio y lo que significa para los alicantinos. Más allá de una zona de ocio. Me quito el sombrero.

MINOTAURO dijo...

Aun recuerdo cuando era quinceañero, bajabamos andado a la playa del Postiget y para atajar pasabamos por el barrio Chino, ya que de día estaba medio adormilado.

paco huesca dijo...

Bueno,Joana, Roberto, gracias mil por la oportunidad que me disteís, por conoceros, por vuestra amistad y cariño,por como me habeís tratado.Un lujazo a estas alturas de mi vida.Un sueño..Esto no es un adios.Simplemente un hasta luego.Gracias,salud y hasta pronto.Es necesario.Besos.