23 de diciembre de 2010

Prohibido pedir

Veo poco la televisión. Ni siquiera me tientan los informativos. Me gusta más la radio. En ella escuché que en Alicante se iba a dar luz verde a una ordenanza que obliga a los policías a requisar las limosnas a los mendigos. 

El Ayuntamiento quiere acabar con esta mala imagen. Cuando escuchas alguna noticia por el receptor tú te encargas de ponerle tu particular fotografía, a mí me vino a la mente el color negro. Porque la incredulidad no tiene ni formas ni texturas. Pero el estupor es oscuro.


Para romper la tradición puse la televisión mientras comía: el portavoz del sindicato policial de mi ciudad, Alicante, hablaba en nombre de todos los agentes: "nos negamos a quitar el dinero a una persona que pide, eso sería delito". Otra vez Alicante en los medios de comunicación, ahora no por corrupción (esa nos la sirven en capítulos)


Quien quiera leer más, aquí tiene la noticia en el diario INFORMACIÓN. Sí, es noticia.


Hoy no me he puesto el disfraz de melodramática, he escogido el de el realismo puro y duro. Me enviaron este vídeo y quiero compartirlo con vosotros. Echad un vistazo por favor, sólo dura un minuto y resume perfectamente la opinión que tengo sobre esta futura ordenanza.







A veces no hace falta añadir más.  Pero pienso: Trabaja treinta años, cotiza, y si la desesperación le llevara a pedir, no lo haga en Alicante.

Además de los millones de parados que hay en este país, contemos a otros que trabajan por sueldos míseros aunque tengan dos carreras, un master y hablen tres idiomas. Luego están los que perciben 426 euros y prefieren trabajar que vivir con "eso", después los que no tienen nada y directamente se han convertido en nuevos pobres. Avergonzados y a escondidas hurgan en los contenedores. Les da más apuro acercarse a Cáritas.


El mundo necesita una capa de pintura, pero antes hay que rascar mucho para que toda la suciedad que han generado los responsables, dejen atisbar un ápice de luz a las gentes de bien


Sueldos elevados, pagas por no se sabe qué función de algunos concejales, ex presidentes que perciben cantidades millonarias de la empresa privada una vez que se "retiran", no... la balanza no está equilibrada. ¿Y cuál es el problema? 

Todo el mundo quiere lo mismo: ganar dinero fácil, en definitiva hacer las cosas mal. Jefes que no pagan a sus empleados, nóminas que se acumulan, la picaresca española pero en su forma más cruda.

El hacer sentir culpable al lector lo intentan muchas ong's, noticias de catástrofes, etcétera. En este caso, no es la intención. Más bien es una invitación a la reflexión. ¿Qué nos está pasando? ¿Una crisis económica o una crisis moral? ¿Ambas?


Este vídeo debería ser el más visto y no el de la última trastada de algún famosete, aunque uno se quede paralizado sin saber qué hacer después.



Joana Sánchez

5 comentarios:

Anónimo dijo...

es duro pero aunke me ha hecho saltar una lágrima no lo había oido pero con salir a lacalle alguna noche ves gente noraml buscando en los contendoresque verguenza de ciudad y de pais.

Anónimo dijo...

Es el vídeo perfecto para una noche comoésta. Sobre todo por la cantidad de empresarios que se aprovechan de la gente como este señor. El pide un trabajo, su dignidad pero andamos escasos de eso.

cuantos jefes se están aprovechando de gentes como él para pagarles miserias y ellos no ver alteradas sus vidas ni sus gastos.

yo también he visto a gente coger cmida al lado de un mac donalds, mientras contemplo a tiranos que explotan a sus trabajadores con la amenaza de echarlos a la calle.

Vaya país el nuestro

ehratoso dijo...

Gracias por tus líneas y por hacerte eco de algo así. Seguro que tu tiempo ha servido ;-)-

Anónimo dijo...

Joana tu comentario es excelente y muestra el aspecto oscuro que está tomando la humanidad. Dios quiera iluminarnos a todos y pidámosle a El que tome las riendas de este mundo que ha perdido el rumbo. Hoy es una noche especial para ello. El video me ha arrancado lágrimas. Te mando un beso
Marta Améndola

Enrique Tarragó Freixes dijo...

Sentimiento, Joana. Buen artículo, sin respuesta, parece ser, pero muy real y oportuno.