Mostrando entradas con la etiqueta El Barrio. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta El Barrio. Mostrar todas las entradas

7 de septiembre de 2015

BARRIO PLATEADO POR LA LUNA (Once upon a time in Alicante)

VISTAS DESDE EL BARRIO DE ALICANTE. JOANA SÁNCHEZ


Alicante tiene muchas asignaturas pendientes de gran calado. No pretendo hacer  listado ni posterior análisis. No creo  ser quien pero sí  voy a fijarme en una que  me duele y mucho. Una asignatura jamás aprobada a lo largo de las últimas décadas y siempre cerrada   en falso por los políticos de turno. 

Y me estoy refiriendo al Barrio y sus problemática. Cuando INFORMACION el  2 /9/2015 publicaba en portada unas fotos en technicolor de  unos jóvenes en el suelo por los efectos del alcohol y otros orinando y esnifando drogas sentí mucha pena, tristeza y rabia  a la vez. 

Uno quiere al Barrio, apostó  por él con un negocio inusual, quizá  osado y atrevido, pero pensé que esa zona necesitaba un revulsivo para intentar regenerarla y dignificarla. No se si logré algo, pero si  puedo decir con la boca  bien grande y muy alto que cuando todos aquellos que apostamos  por la zona con sus pubs y negocios de ocio, y nos unimos, algo comenzó a moverse  en ese Barrio, casco antiguo de Alicante.

FIESTAS DE MAYO EN EL BARRIO. JOANA SÁNCHEZ

Parto de la base que existe el derecho al ocio y el derecho al descanso. Y además hay leyes y ordenanzas  en donde se limitan horarios para todas las zonas de  la ciudad. No debe haber desigualdad, ni por supuesto concesiones amiguistas, que las hay. Y tampoco se debe meter en el mismo saco-nunca me cansé de decirlo- el ruido con el horario. 

Los locales de  ocio del Barrio han sido los más perseguidos por sus vecinos y por la policía, aunque en una época se intentó el diálogo de las partes implicadas con consenso a medias. Sin él creo  nunca se conseguirá nada. 

De los seis alcaldes de la democracia, no puedo juzgar al actual, hubo uno que estuvo muy comprometido por la dinámica del Barrio, tuvimos muchos encuentros y algún desencuentro muy fuerte pero pienso  fue la etapa más fructífera e ilusionante de la zona. 

De aquel barrio de locales de señoras de mala compañía ya no queda nada. Luego pasó a un barrio de drogas, desmanes e inseguridad. Más de dos y tres asesinatos ocurrieron en el Barrio. Y por ese tema se luchó y mucho para que fuera una zona como otra más de la ciudad. Los cascos antiguos de las ciudades españolas gozan de popularidad y en Alicante siempre ha estado estigmatizado como zona cuasi prohibida salvo el miércoles santo. 

CRUCES DE MAYO

En ese barrio había comercio tradicional, peluquerías, panaderías, pescaderías, carnicerías, comestibles, pizzerías, kiosco de prensa, mesones y casi todo fue despareciendo. Locales de  ocio y dos cines lo apuntalaron. Sería justo no olvidar intentos muy loables de tiendas de antigüedades, ropa alternativa, cerámica, pero fueron efímeras. No se apostó por negocios en el Barrio. 

Los vecinos exigían su derecho al descanso mientras  algunos -conviene recordar-  recibían suculentos alquileres por sus bajos convertidos en pubs nocturnos. El Barrio vivía de noche, esa era la gran p..., carecía de vida diurna. 

Un equipo de gobierno local le dio por colocar concejalías que terminan su recorrido a  mediodía. El plan RACHA  de 1992 y tras 33 años no ha visto unos resultados espectaculares. La suciedad con  las ofertas agresivas no son la solución para sus  problemas. La historia no es nueva, es muy vieja. 

Y mientras no se vuelva al diálogo, sentar a las partes implicadas sin odios ni rencores no se logrará  una solución satisfactoria. Hay que impregnar y apelar al civismo como antaño, a la seguridad y al cumplimiento de horarios en todas las zonas de  ocio de  la  ciudad. Podría extenderme mucho más pues el Barrio da para mucho  pero corro el riesgo de facto  por la amplitud ir directamente a la papelera .

Para los que seguimos amando al Barrio porque sigue teniendo su duende toda esta problemática nos jode y nos duele. Una putada. Ojalá lo recuperemos porque estéticamente ya  da más pena que gloria. Un barrio, el Barrio, debe ser como la continuidad de tu casa. Seguro, limpio e iluminado.

Paco Huesca

20 de agosto de 2015

TAPOA


Conocí Tapoa gracias a mi amigo Pablo. Una de esas noches que piensas: me voy a casa, nos comentó que habían abierto un pub y me dejé llevar. Algo nuevo, eso está bien. Mi sorpresa fue encontrar detrás de la barra a dos chicas de lo más simpáticas que antes trabajaban en otro lugar.



Tapoa es un pub con encanto. La música que suena es española, el ambiente es agradable. Está decorado en tonos rosados y te sientes cómoda, así al menos me he sentido las dos veces que las he visitado y me he dedicado a hacer fotografías, me encanta salir con mi cámara vaya donde vaya.

Pablo y su inseparable botella de agua junto a Javi


Tapoa está en la calle donde se ubica Callejón, al principio, haciendo esquina con los añorados cines Astoria en el Barrio.


¿A que tienes una en casa? :)

Cuando llevaba un rato allí, la primera vez, le comenté a una de ellas que escribiría sobre su local. Me dio las gracias pero es raro encontrar un lugar donde todo resulte positivo: música, ambiente, buen trato, y tranquilidad. Allí no hay aglomeraciones, es pequeño pero muy bien aprovechado el espacio. Se nota que han pensando en cada detalle.

¿Bailamos?
Los lugares los hacen las personas y precisamente allí me reencontré con un compañero de un curso que hice hace años, una buena persona (Jorge) la semana pasada, así que todavía me parece que el sitio tiene más encanto. Sonrío.

Os invito a pasaros por allí, si queréis escuchar buena música, bailar y que os atiendan las camareras más guapas de Alicante.

Horario: De 23 h a 4 h. Jueves, viernes y sábados.

Simpáticas, guapas y con buen gusto musical

"Tócala Uli" un clásico de Gabinete Caligari que sonó este sábado.


Joana Sánchez

3 de mayo de 2011

Alicante y el cambio

El pasado domingo decidimos dar un paseo por el Barrio de Santa Cruz. Lugar con solera y representativo de Alicante. El ambiente era festivo. Todos participaban. Las calles estaban adornadas, la imaginación y el color al poder.

Subiendo y bajando escaleras descubrimos algunas calles, algunos rincones de esta terreta nuestra. ¿Nuevo? no, siempre habían estado ahí, pero como todo, al acomodarnos  no lo vemos, (o no lo queremos ver)  aunque  esté  delante.

Se acercan las elecciones locales y municipales. Y llega el momento de demostrar que la política no es sólo crispación o un juego entre unos pocos. Todos tenemos la obligación de participar.

Es bien sabido por los que habitamos en esta ciudad que el PP lleva 15 años gobernando la terreta. ¿Bien, mal? Digamos que no hemos sido noticia a nivel nacional por su buena gestión o porque algún acontecimiento positivo encabezara algún periódico o informativo.

Nos hemos acostumbrado, así de simple y así de grave.

Hubo un tiempo en el que se decía "no debes pronunciarte respecto a tus ideas en política". Ese tiempo ya pasó. No conocía a Elena Martín. Todo ocurrió a raíz del comentario general: "quién es Elena" el año pasado que rondaba entre algunos alicantinos. Nos concedió una entrevista a Alicante Cuenta. Un blog.

Cada una siguió con sus vidas, recorridos y aspiraciones. Pero admito que tras esa conversación, mi optimismo y fe por un cambio en el Consistorio cobraba fuerza. Esa mujer quería trabajar por la ciudad y nos lo contaba a nosotros que no pertenecemos a un medio de comunicación grande.

Lo más hermoso en esta vida es tener amigos. Y lo mejor, poder dialogar con ellos más allá de sus simpatías en el terreno de la política. Tengo amigos simpatizantes de PP, de IU y algunos están indignados. Otros no. Sea como fuere, siempre opté por respetar la opinión contraria. Y soy poco amiga del "y tú más". Así que pido lo mismo. Seguir con mis amistades y que la madurez impere sobre la discusión.

Espero y deseo que en Alicante haya un cambio. Es mi opinión.  ¿Por qué la doy? porque quiero a mi ciudad, aunque me duela vivirla. Pero quiero reconciliarme con ella. Y sé que para que eso suceda o entra brisa fresca y renovada o no sucederá.

Quiero diálogo. Quiero argumentos. No necesito más flores. No puedo con más casos de presunta corrupción. Deseo poder votar. Me gustaría que alguien se preocupara por cada barrio, por cada ciudadano, por la educación, por el empleo. Por hacer de Alicante algo más que sol y playa. Sin discusiones, con la libertad que ofrece el expresar lo que uno desee sin ofender a nadie.

Os dejo con unas fotografías que tomamos este domingo. Mis felicitaciones a los vecinos del Barrio de Santa Cruz. Sus fiestas son dignas de ver y el espíritu que reina en esas calles es para vivirlo. Ojalá ese espíritu festivo se lleve a cabo el día 22 de mayo, porque hay mucho, mucho por hacer en esta bendita ciudad.

















Una alicantina


Joana Sánchez