29 de febrero de 2012

La lenta agonía de los cines.

Cuando hace una década comenzó la proliferación de salas de cine en centros comerciales profeticé, y no soy profeta, que llegaría un momento en donde las aguas volverían a su cauce. Era imposible, impensable, que Alicante pudiera contar con tantas salas y encima  poder llenarlas.

Lo  malo de todo esto es que conforme se abrían los megaplex, salas en complejos, cerraban los cines de toda la vida.Y eso es ya irreversible. La ciudad que contaba con más butacas por habitante se va a quedar despoblada. Siempre lo digo, no me alegro del cierre de ningún cine. Nunca. Pero hay cosas que eran un sinsentido. Cerraron en un momento cines como Chapí, Calderón, Alameda. Les siguió Avenida, Rialto, los Goya, Roxy, Novedades, Lux, Arcadia.

En 2000, Monumental, los Casablanca, Monumental, Carlos III. Y llegó un momento que cerraron los Aana,  Navas, Ideal y los guadiánicos Astoria. Y durante un pequeño tiempo Alicante no tuvo cines en el centro dejando como vacía a la ciudad y quitándole ese tejido social que suponían los cines en el centro de la ciudad. Hasta que se reabrieron los Aana y Navas con filmoteca incluida.






¿Y qué  ocurrió?  Pues sencillamente que les llegó su hora también a ellos.Los Abaseis,  los cine Box de Vistahermosa,los ABC Gran Vía y ahora los CINESA del complejo Panoramis,los únicos que de alguna manera se encontraban en un lugar más céntrico.El día después de la entrega de los oscars pegan el cerrojazo. Lo triste, la pérdida  de los puestos de trabajo,por supuesto.

Pero como uno es un  melancólico,un sensiblero con esto de los cines- me viene de mucho antes de Cinema Paradiso - echa de menos aquellos benditos cines alicantinos, con sus colas, con sus grandes carteles, sus marquesinas, con las pelis semanas en cartel,con sus olores y sus colores. Hay crisis.Ya se sabe,lo vivimos en nuestro cuerpo y en nuestras vidas.

Pero hay otras grandes razones de peso.¿Internet? ¿La piratería? ¿Los vídeos? ¿La maravillosas instalaciones caseras cinematográficas (quienes  puedan) ? Se alzaron voces , el 3-D que era más viejo que el tabaco podría ser la solución al tema. Nunca me lo creí.

Va menos gente al cine y ese el  hecho por lo que se cierran salas.Mejor dicho, demasiadas salas en una ciudad que por mucho que se quiera vender como una ciudad de cine y esté en la cuarta posición en España  debido a la cantidad de poblaciones en la  provincia que tienen cines...aunque ya menos también.


Se perdió una oportunidad  de lujo a  la hora de la reconversión de las salas  en el centro de la ciudad. Y no solo para el  sector cinematográfico en sí, sino en el comercial  en general. Algo que en otras ciudades se realizó,con mayor o  menor fortuna.Benditos cines de Alicante que ya no existen. Algunos resisten con sus fachadas  en pie.

El   Ideal y los Astoria. Cuántas historias (me reservo las de los Astoria) En el Ideal hemos vivido en la sala oscuro pelis de amor, terror, risas,lágrimas, los primeros besos , la fila de los mancos y cuántos fantasmas como los del Roxy de Serrat guardan en su memoria.

Seguro andará Glen Fod pegándole una bofetada, otra a Rita, o Sara seguirá cantando, quizás, su úlimo cuplé, y charlarán Liz-Cleopatra y Burton-Marco Antonio al ritmo de las canciones de "West Side Story".

Y por su puestos los cowboys de toda la vida, John,Richard, Robert, Henry  seguirán cabalgando hacia el oeste.Como decía Berlanga,el personal se empeña ir al cine con zapatillas en vez de hacerlo con zapatos. Se  queda en casa  en vez de practicar ese rito del cine con la sala a oscuras.

Nuevos tiempos,nuevas modas y en Alicante asistimos a la lenta agonía de los cines...

Paco Huesca

8 comentarios:

Joana dijo...

Paco,

Has conseguido que piense en lo bonito que era pasear por el centro de Alicante. La vida que se respiraba al pasar por las fachadas de los cines ¡Que no hace tánto echaron las persianas!

Nunca me gustaron los centros comerciales (y siguen si gustarme) pero sobre todo detesto sus cines porque son lugares sin alma, ahí están mezclados con tiendas donde puedes comprar desde unas botas a unos pantalones. No, el cine merece respeto (algunas películas es evidente que merecen echar a correr)

Pero el Ideal, el Monumental, etc. eran lugares donde perderse, sumergirse y fusionarse con la pantalla y al salir mirar al cielo pensando o sonriendo tras esa hora y pico que te habían regalado unos buenos actores, un buen director, unos mejores guionistas y una historia que te hacía cambiar el estado de ánimo.

Caen los "grandes". Y no me da pena. Pero ¿volverán los pequeños que siempre fueron los que llegaron antes?

Anónimo dijo...

Viva el cine y vivan los Astoria

Vicente dijo...

Nuevos tiempos, nuevas costumbres. Una pena en cuanto a los cines.

Yolanda dijo...

En Barcelona, hace tiempo que dejaron de existir los cines como eran en mis tiempos de niña, y se convirtieron en minisalas dentro de los centros comerciales. Sin embargo hasta éste diciembre, existía un cine ( Pisa ) en una población cercana ( Cornellá ), de los de antiguamente, gran sala con sillones cómodos y pantalla que tienes que hacer el recorrido con la mirada para abarcar toda la imagen.
Hasta ahora, como decía, he visto todas las películas de las que hacían cola en las minisalas, apenas en el Pisa éramos 4 personas. Y no me lo podía creer, cuando en otros cines ( minicines ) ponían el cartel de agotadas las entradas en films como por ejemplo Avatar, yo la vi con una amiga las dos solitas en ese cine al que lloré el día que cerró. Ahora se convertirá en pisos sociales...será porque hay demanda de vivienda, digo yo!!!!

MINOTAURO dijo...

En San Vicente, en el mismo centro, existe el Cine la Esperanza, donde aun los precios son de cine de barrio, pero con estrenos, donde el comerse un bocadillo de una tortilla de patatas super, supergorda es lo normal... pero ya quedan pocos y es un negoncio familiar, poprque si fueran de una multinacional ya hace tiempo que habria pasado el candado.

Julia dijo...

Yo echo de menos los cines de la ciudad, pero todavia echo mucho de menos el cine de verano en benalua, (mi barrio) y el de el plá
Un saludo

jaime crespo giner dijo...

Querido Paco, sigue la nostalgia que, por una y otra razón, hemos escrito, tu y yo, miles de veces.Yo cuando escribía en La Verdad y tu, en estos blogs.
Un ruego habla sobre los Astoria, la posibilidad de que vuelvan y, porque no, has un recuerdo de la Cope y nuestro programa proAstoria. Yo he perdido la memoria, y mucho, sobre el particular. Un abrazo.

jaime crespo giner dijo...

Querido Paco, sigue la nostalgia que, por una y otra razón, hemos escrito, tu y yo, miles de veces.Yo cuando escribía en La Verdad y tu, en estos blogs.
Un ruego habla sobre los Astoria, la posibilidad de que vuelvan y, porque no, has un recuerdo de la Cope y nuestro programa proAstoria. Yo he perdido la memoria, y mucho, sobre el particular. Un abrazo.