3 de septiembre de 2010

Alicantinos por el mundo.


Alto, alto no voy a escribir bajo el amparo de esos programas que nos muestran a españoles que viven fuera de España. Normalmente con un sueldo estupendo, una casa ídem y una vie en rose. ¿No hay ninguno que lleve una existencia más normal? No creo que todos los que llegan a un país encuentren un súper trabajo y vivan a cuerpo de rey.



Mi pensamiento iba dirigido a los jóvenes, y no tan jóvenes que tienen que abandonar Alicante y su provincia. 

Algunos cuando terminan la carrera, además de darse de bruces con la realidad, si no hay dinero para un megamaster que te a-se-gu-ra un empleo, comienzan con una nueva asignatura que nadie les enseñó: "dejar curriculums" y sobre todo agudizan la práctica de un arte muy español: "¿tú eres amigo del amigo de un primo lejano de este tipo al que le voy a dejar mis datos?" El enchufismo



Acabo de escuchar por radio el dato. Escribo en calentito como las tostadas matutinas. Pues eso, que las empresas ya no publican ofertas, pasan. Es mejor fiarse de las redes sociales y que fulanito pregunte a menganito si estaría dispuesto a trabajar para él -tras presentación del amigo de turno- y se acabó eso de poner anuncios de empleo y entrevistar a gente que es muy aburrido.



Pero a lo que iba. Los que se van. Y dime, tú sí tú que estás leyendo este artículo ¿dónde puede dirigirse una persona que no tenga "padrino", ni el megamaster?





Mi respuesta sería: a otra ciudad. Triste pero real. De todos mis compañeros de promoción creo que sólo unos pocos contados con los dedos de los pies optaron por no salir de la terreta.¿el resto? Barcelona, Madrid, etc. por allí andan. Tienen un empleo, no les consideran números y no les bombardean con cursos del Servef que no dan de comer y que normalmente no son muy coherentes con la preparación del parado.



A veces pienso que los políticos viven en una burbuja donde nos observan pero no nos comprenden.

¿Saben? Acabo de tener una visión. Me acabo de imaginar Alicante dentro de treinta o cuarenta años: vacía... ¿Qué futuro tienes aquí? ¿Ser funcionario? ¿Político? ups, si es lo mismo y encima haces la carrera (o no) y te saltas el paso de dejar curriculums. Léaseme como una tostada algo quemada.


Si te has tenido que marchar y te gusta tu ciudad ¿nos cuentas cómo te van las cosas por otros lugares? Quizás alguien tome nota , porque piensan en nosotros... que síiii, que los políticos nos aman y quieren nuestro bien.

Te pedimos tu profesión y la ciudad donde resides. Ojo que si sigues por estos lares y tienes una opinión, idea o alguna historia que compartir, adelante entra sin llamar.






Joana Sánchez

7 comentarios:

(Alicante cuenta) dijo...

Nos ha llegado una contestación vía email.

"¿Una beca a Japón, vale?" dice Carlos. ¡Por supuesto! Sobre todo si dominas el japonés.

Gracias por tu aportación

Luis Pueyo dijo...

Leyendo el artículo me han venido a la cabeza bastantes amigos,uno por cierto sociólogo de la época pajiniana. Y es cierto: están todos fuera. Porque esta es una ciudad que no da muchas oportunidades. Ahora estoy en Elche y el futuro no es tampoco muy alentador para los jóvenes. Yo he tenido la suerte de aprobar unas oposiciones, soy profesor de secundaria, pero como tu dices: o eres funcionario o nada de nada. La cosa está muy difícil y lo va a estar cada vez más. Un saludo.

Carlos Almazán dijo...

Soy Carlos Almazán, me dedico al Marketing en internet no intrusivo, es decir publicidad que sólo se emite cuando el usuario necesita publicidad. En lugar de banners, cortinillas o mail marketing, sólo hago Posicionamiento en google, ya que la publicidad de google no molesta a nadie.


Solicité una beca FARO y contacté con una empresa japonesa de diseño web y llevo ya 3 meses ayudándoles a hacer que sus páginas estén más arriba en buscadores y vendan más.


Antes de venir ya estudié un mes de japonés en la UA con una profesora que se llama Kaoru, no se enfadó nunca aunque no llevé los ejercicios hechos ni una vez, así que os la recomiedo mucho para los que no tengáis mucho tiempo, además de que controla claro...


Creo que la mejor manera de resumir la sociedad nipona con 2 palabras sería RESPETO y DEDICACIÓN.


Por ejemplo, que comente algo aquel alicantino al que nunca le han robado en su juventud o lo han intentado tanto en pleno centro como en los barrios.


Pues esto en Japón simplemente no pasa, no existe este tipo de criminalidad, el otro día en un festival perdimos una cámara de fotos y fuimos a información y allí estaba, a los japoneses no se les pasa por la cabeza quedársela y un alicantino cualquiera (me incluyo) pensaría, si no me la llevo yo se la lleva otro.


Si fuesemos solo un 25% de lo respetuosos que son, Alicante iría de maravilla. La casi nula criminalidad (los Yakuza si que se dedican a negocios oscuros, pero no se nota en la calle) hace que uno flote, se deje la chaqueta, el móvil de última generación en una mesa de un bar, se vaya a bailar y una hora después sigue ahí, es como cuando entras en el agua y notas que pesas mucho menos, esta sensación es imposible tenerla en España desgraciadamente.


Si yo mismo o un empleado tenemos que quedarnos hasta tarde un par de días por acumulación de trabajo, se nos pone mala leche, bajamos la productividad, etc. Aquí con turnos de 12 a 14 horas en muchas empresas de lunes a sábado, te atienden con una sonrisa y una profesionalidad que ojala la tuviesemos en alicante en tiendas o turnos de funcionariado de 7 horas en los que parece que nos escupan cuando nos piden el dni, tanto es así que cuando nos atienden bien en una tienda o ventanilla, tenemos alegría para toda la mañana, pues en japón te tratan tan bien que te hacen sentir mal, te dan ganas de pagarles más.


Podría contar muchas más cosas pero lo dejaré quizá para otro comentario, simplemente terminar con qué Alicante es una de las ciudades más cómodas y agradables del mundo por clima, tamaño, etcétera, es donde pienso vivir la mayor parte de mi vida, pero la gente, todos nosotros hemos de cambiar y pensar únicamente en la dirección del respeto y la convivencia sin malos rollos para que igual que en tokyo no nos tengamos que preocupar por robos, peleas o malentendidos de cualquier tipo que desembocan a menudo en distintos tipos de violencia.


JA NE! Otsukare sama desu

Anónimo dijo...

Que sabia verdad. Lo que más me ha llegado al alma es la palabra "enchufismo". Me recuerda cuando un día en la universidad una compañera (que no había trabajado en su vida) comentó que los enchufes se ganan con esfuerzo...¡Creo que nunca podré olvidar esa frase!

Aún así, no hay que desanimarse y seguir luchando por lo que llevamos años intentando llegar a ser. Y por otro lado, no rendirse, tener confianza en nosotros mismos ya que, muchas veces en estos mundillos es más importante lo que uno cree sobre sí mismo que lo que somos en realidad (aunque parezca muy triste).

Estefanía

Angel dijo...

Carlos, no hay mejor cosa que viajar.
Conocer otras culturas, e incluso dicen que hasta los nacionalismos se curan viajando.
Los que teneis esa oportunidad y además hablais varios idiomas, teneis la obligación de tomar buena nota, y todo lo bueno que encontreis por esos mundos, traerlo a nuestra sociedad , que falta nos hace.

Ángel dijo...

Jóvenes, ¿habeis leido el reportaje de WLPAIS de hoy, ttitulado: /Pre)parados?.
No tiene desperdicio.
Reducir el paro juvenil,menudo reto tiene España.

Ángel dijo...

¡Perdón!
En mi anterior comentario hay dos errores:
- WLPAIS, queria decir: El País
- ttitulado, con una t al principio es suficiente, o sea, titulado.
Gracias