19 de agosto de 2015

Alicante y la nostalgia, divinos tesoros


ALCOY VISTO DESDE EL PARAJE DE SAN CRISTÓBAL
Admito que soy una de esas personas que, a veces, critico a mi ciudad. Al menos en el pasado ¿Qué ofertas de ocio tiene la terreta? ha sido una de las preguntas que más me he planteado. Supongo que cuando una persona tiene el ánimo bajo no puede ver más allá de sus lamentos, porque cuando nos sentimos al 100%, al menos en mi caso, cualquier recoveco tiene su encanto.

Pero lo positivo, en el presente, es volver a observar tu entorno con otros ojos, y cuando tu actitud cambia lo que te rodea también. 

Nuestra ciudad y nuestra provincia tiene tesoros que aún están por descubrir. Seguro que hay parques, edificios, rincones que no has visto, tal vez sí mirado pero no te has parado a descubrirlos con otros ojos, no con los del que reside aquí sino con los del visitante que pisa por primera vez estas calles. Y con los pueblos sucede lo mismo.

Tal vez, cuando termines de leer estas líneas, te apetezca coger tu cámara y perderte un par de horas entre nuestras calles o si dispones de tiempo, quieras desaparecer unas horas o el fin de semana lejos de la capital. ¿Nos vamos?

Por cierto ¿a qué viene lo de la nostalgia? A que en estos lugares he estado con personas especiales y para mí estos espacios tienen un doble valor.

El Paraje de San Cristóbal

El Paraje de San Cristóbal está situado en el municipio de Cocentaina a 60 kilómetros de Alicante. Cocentaina es la capital de la comarca del Comtat. Uno de tantos lugares que tiene para visitar es el paraje de San Cristóbal, un lugar donde se encuentra la ermita que lleva el mismo nombre y que data del siglo XV. 

Para llegar hasta él hemos de ascender por la ladera de la Sierra de Mariola. Toda una experiencia que viví hace ya unos años y que doy fe de que volvería a repetir.

LA CRUZ QUE PRESIDE EL PARAJE DE SAN CRISTÓBAL


MIENTRAS LAS PERSONAS DE BIEN COMÍAN EN EL ÁREA RECREATIVA...

LA SUBIDA TAL VEZ NO SEA DIFÍCIL PERO ESCOGED UNA HORA EN LA QUE EL SOL NO DÉ DE LLENO

¿TE UBICAS?

Verde. Esta es la palabra que definiría esta escapada que se realizó por 2009. Calor, también pero sobre todo una sensación de libertad y de alegría por descubrir un lugar con encanto como el de este paraje hermoso de San Cristóbal.

Desde el lugar podemos observar: La Sierra de Benicadell, el Embalse de Beniarrés, La Safor o el río Serpis. Pinos y acacias terminan de decorar este rincón que os invito a conocer, descubrir o recordar.

A veces, hay que dar una vuelta por el pasado reciente para encontrar estas joyas. Nueva etapa en el blog pero sin olvidar momentos tan bonitos como éste. ¿Te animas a visitar el Paraje de San Cristóbal?


Joana Sánchez



2 comentarios:

Enrique Tarragó Freixes dijo...

Cuanta gente ignora lo montañosa y bella es la Provincia de Alicante.
Buen artículo, Joana.

Alicante Cuenta dijo...

Yo era una de esas ignorantes. Fueron otras personas las que me la descubrieron y estoy de acuerdo. Alicante es algo más que playa.