13 de agosto de 2014

Adiós Robin Williams




A estas alturas, sabrás que el actor Robin Williams falleció ayer a la edad de 63 años. Personalmente me ha afectado la noticia. ¿Por qué? Porque era uno de esos actores que ha estado presente con su trabajo en mi vida. Y en las de los que ayer le lloraron y recordaron con fragmentos de sus películas.

El homenaje más honesto es el que puede hacerse a través de su trabajo. Este actor versátil que era capaz de sacar una sonrisa, o de conmover y hacer pensar tuvo una carrera prolífica. 

Tal vez no era el más guapo, el que ocupara las portadas de las revistas por escándalos y tal vez por ello, y porque algunas de sus interpretaciones son memorables, seguidores, amantes del cine y hasta el mismísimo Barack Obama tuvieron un recuerdo sincero hacia su figura.

Voy a hacer un breve repaso de algunos de los títulos que protagonizó. Hace unas semanas puse un fragmento de "El indomable Will Hunting" donde daba vida al profesor y terapeuta que trata de ayudar al chico con talento (Matt Damon) a afrontar el reto más difícil: vivir sin miedo. Hoy lo vuelvo a hacer. "¿Un libro basta para definirte?"




En Good morning, Vietnam, Robin Williams interpreta a Adrian Cronauer, un Disc Jockey (DJ) que pertenece a la Fuerza Aérea estadounidense durante la Guerra de Vietnam. En principio su papel es de servir de entretenimiento a los soldados desplegados en Saigón. Es un tipo divertido pero poco a poco, su papel se torna crítico con lo que allí está sucediendo, el objetivo será entonces echarlo.


Llegamos al título que muchos estudiantes tuvimos ocasión de ver en las aulas. El profesor de literatura John Keating aparece en la prestigiosa academia Welton ubicada en Nueva Inglaterra. Con su método de enseñanza donde el Carpe Diem es su forma de ver la vida y las reglas y la poesía no son una combinación que le interese. Walt Whitman, nuevos valores en una institución rígida significarán un soplo de aire fresco entre los alumnos. Aquí os dejo la escena final de El club de los poetas muertos.
Hook o Hook (el capitán Garfio) fue todo un descubrimiento de un nuevo Peter Pan. Quizás el Peter Pan más entrañable. Robin Williams, huérfano pero con mujer e hijos, es una buena persona pero quizás ha olvidado algo importante: jugar y ser un niño. ¿Por qué será? ¿Qué le empujará a volver al país de Nunca Jamás?

El hombre bicentenario. Esta película está basada en un relato de Isaac Asimov, fue una de las que más me hizo pensar y gustó del actor. Robin Williams es "Andrew", un robot que se encarga de las tareas domésticas, pero pronto sorprenderá a su familia por sus dotes creativas y un halo de humanidad impropio de sus características. Amor, esclavitud, libertad, ¿evolución? tienen cabida en esta asombrosa aventura.
He escogido estos títulos pero fueron muchos en los que participó desde finales de años setenta. Aquí podréis ampliar esta información. Se nos ha ido un buen actor. Ahora nos quedan sus películas para revisar una y otra vez. No lo puedo evitar: Oh capitán, mi capitán... qué pena que te hayas ido.

Joana Sánchez

2 comentarios:

Miri dijo...

Bonito post. Me ha apetecido un montón volver a ver sus películas, porque de verdad que con todas este hombre te transmitía algo. Ha sido un mazazo muy grande su pérdida,todavía se me ponen los pelos de punta al ver algún homenaje. En breve haré también un post sobre él. Muchas gracias por el tuyo :)

(Alicante cuenta) dijo...

Gracias Miri. Ayer vi "El hombre Bicentenario" basado en el relato de Isaac Asimov. Muy chula. Yo también me emociono. Espero leer pronto tu homenaje porque conociéndote seguro que es muy completo. Como decía en su papel de profesor: Carpe diem.