Mostrando entradas con la etiqueta promesas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta promesas. Mostrar todas las entradas

22 de agosto de 2017

Promesas que no valen nada y la felicidad

El verano más hermoso y triste está siendo el de 2017, el año en que la muerte de mi padre me partió el corazón y a la vez, me ha convertido en otra persona.
Una persona que renunció a muchas cosas durante una etapa por cuidar y estar a su vera compartiendo LA VIDA.
Ahora me da igual este blog, dicho con todo el cariño. No tiemblo si oigo una noticia que ataña a la ciudad, me puede interesar pero mi tiempo es oro y como el protagonista de "Me llamo Earl", tengo una lista que cumplir.
En ella está:
-Seguir yendo a la playa con Miguel Ángel este verano.
-Quedar más veces con Mabel y con el pequeño Shion.
-Volver a pasear con Elisabet por el Puerto.
-Bailar de vez en cuando con el grupo de los sábados y hacernos fotos.
-Experimentar con ese alter ego que escribe otras cosas que os están gustando.
-Trabajar duro y NUNCA MÁS tener miedo a nada. Es difícil tenerlo tras todo lo que me ha tocado presenciar.
-Pasar de la política y de discusiones que la tengan como tema principal.
-Ir al cine con Esther el día que tenemos descuento.
-Seguir queriendo a mi hermano TODA LA VIDA.
-Cuidarme.
-Hacer el bien sin esperar nada a cambio.
-Echar unas risas tras unos llantos.
-Medir las palabras y contar hasta 10 antes de decir algo que pueda herir.
-Quedar un lunes porque me apetece y puedo y si no puedo, lo intento POR TI Y POR MÍ, lo que sea.
-Hacer más ejercicio y volver a estar en forma, casi casi lo estoy logrando.
-Cerrar la boca y escuchar más.
-Llorar cuando me salga y si tiene que ser delante de una funcionaria que me pregunta por ti papá, lo hago. Llorar es sano. Y reír cuando recuerde alguno de tus chistes malos.
-Pasar de esas 4 personas a las que TÚ abriste las puertas de tu casa y no se han despedido de ti, "no te enfades, no estés seria", me decías y yo soy una hija obediente.
-SENTIR