12 de diciembre de 2018

El cine en Alicante tiene un nombre: PACO HUESCA


El #cine en Alicante tiene un nombre: Paco Huesca Garcia hoy me acuerdo de ti amigo, así que vamos a releer qué nos decías hace ocho años, durante aquella tarde de verano donde Roberto te hizo unas fotos preciosas y tuve el placer de darte dos besos en persona. Al "loco del cine".  ¡VAMOS!

Paco Huesca, te echamos de menos pero estoy convencida de que volverás a Alicante


ENTREVISTA REALIZADA EN 2008


Joana Sánchez


30 de noviembre de 2018

¿Alguien sigue leyendo este blog?



Dos noticias o debería callar

21:28 h.

Se acaba el mes de noviembre y no tengo nada que contar sobre Alicante o sobre alguna excursión.

Pero tengo dos noticias que podría callarme o contarlas aquí.

De nuevo he visitado el Hospital de San Juan, esta vez con mi mami. 9 días hemos estado allí.

Ella estaba MUY BIEN tratada, aplausos para las enfermeras y los enfermeros, las señoras de la limpieza, su médico que es el mejor del mundo :)

Y otra vez sola. Bueno, esta vez sola todos los días. Yendo y viniendo de San Juan a Alicante y trabajando a la vez.

¿Noviete? ¿Pareja? ¿Alguien que me diera un abrazo? No, he descubierto que soy una mujer que se las arregla muy bien sola. Que antes se ahogaba en un vaso de agua y ahora soy capaz de cruzar un océano. Pero tampoco hubiera estado mal un mimo o un gesto cariñoso, pero es lo que hay.

Gracias y viva la progesterona

Si escribo esto supongo que es porque necesito dar las gracias a la gente que hace su trabajo allí. Buenos profesionales y buenas personas. El personal de la planta 4ª son brillantes, algo así como el Doctor Cavadas sólo que ellos no son conocidos, pero obran milagros a diario.

Ya con ella en casa y recuperada la normalidad, también he hecho otro descubrimiento pero por mi parte. Desde hace unos años, unas semanas al mes parecía bipolar XD Alguien, sobre todo si es hombre, y me ha conocido habrá sufrido las consecuencias ay dios, no es para reír pero se me dibuja una sonrisa.

Si mi madre leyera esto diría: "Nena, ¿qué necesidad hay de contar estas cosas?" Yo qué sé, igual ayudo a alguien.

El caso es que mis cambios de humor eran radicales, podía pasar de estar feliz a triste o deprimida y no valorar nada de lo que hacía a nivel profesional o personal y sentirme diminuta, sin olvidar que todo me parecía una gran tragedia.

Siempre que me llegaba la regla, un ogro se apoderaba de mí, pero claro ¿por qué semanas antes también variaba tanto mi carácter?

Alegre/triste, contenta/enfadada, irritable/mimosa, incoherente y vehemente: sencillo, ANDABA ESCASA DE PROGESTERONA y otra vez, gracias a una médica, una maravillosa ginecóloga he averiguado el motivo de mi ansiedad, ataques de pánico, cambios en mi carácter y otras molestias físicas que afectaban a mi rendimiento mental (yo trabajo escribiendo) y a mis relaciones sociales.

Mujeres de todas las edades: que os hagan exámenes de hormonas y haceos análisis de sangre.

Que nadie haga chistes sobre vuestro carácter como les pasa a las protagonistas de "Sin rodeos" o "Reloca".

Sin esa hormona, la progesterona  sí que nos volvemos relocas y se sufre mucho porque pasas por muchos estados de ánimo y te enfadas hasta con tu sombra,.

Ahora entiendo tantas cosas... He superado los 40 para entenderlo o mejor dicho, una buena médica ha sabido verlo, porque antes no lo hicieron. 

Sí, soy un bicho raro. No hace falta que me lo diga nadie, je. Pero me gusta hablar de estas cosas porque aunque sola al 100% no he estado, siempre parece que al plasmar las cosas en papel o en internet una se desahoga.

Y ha sido sano contar lo de mi madre y mi relación con la progesterona.

De nuevo, vuelvo a lo mismo: gracias a los cómicos y a los médicos. Por las mañanas tempranico, desayunaba viendo a Buenafuente y a Berto e incluso a Cimas.

Luego, todo el día, rodeada de personal sanitario que además de curar, sonríen, te animan porque saben que estar en un pasillo dando vueltas no es muy divertido, y eso no está pagado.

También he tenido la oportunidad de conocer a mujeres campeonas, desconocidas que le han cogido cariño a mi madre y a mí. Y nos hemos intercambiado los móviles y hay llamadas para ver qué tal va todo.

Lo sano de tropezar con gente buena

Cuando oigo a la gente gruñir por esta cuestión o la otra, siempre pienso que tengo mucha suerte, porque suelo tropezar con gente buena y evito empezar el día enfadada con el mundo por temas políticos o cualquier otro asunto que como bien sabéis (si me conocéis) no me interesan na-da.

Desde que mi padre enfermó y tras su fallecimiento, creo que nuestra existencia es sencilla y lo ideal es tratar de centrar nuestras energías en cosas y personas que merecen la pena.

Y hasta aquí llegué.

Otra vez San Juan y su hospital pero con final feliz. Esta vez con más energía, y echándole valor a la vida. Comprobando que los desconocidos en esos ambientes se vuelven amigos por unas horas o para siempre.

Y en cuanto a lo mío: ¡Viva la progesterona! :) E insisto: chicas, haceos esos análisis y nada de sufrir ni de permitir que ningún hombre o mujer os mire como un extraterrestre u os trate mal por tener esos cambios de humor.







Besos y más besos para Paco Huesca, que está por el Norte recuperándose.


No me olvido de ti. No me olvido de la gente importante en mi vida.

Besos a Ana y a ti.


Joana Sánchez

21 de septiembre de 2018

Adoptar dos gatitos en Alicante.








Hola, me han pedido que si hay alguien interesado en adoptar 2 gatitos, una pareja necesita a alguien que los cuide porque su dueño ya no se va poder ocupar de ellos. 
Besos y gracias. 
 

TENGO MÁS DATOS: Uno tiene 4 semanas con botitas blancas. La otra, se llama Yuma y tiene 4 meses. Puedes dejar un comentario si estás interesad@ y puedes adoptarlos.


Joana Sánchez


20 de septiembre de 2018

Surrealismo

Nunca pensé que escribiría una entrada de este tipo, pero tras recibir noticias en estos momentos que igual son de su interés...

Si alguien sabe, conoce o puede facilitarme una forma de contactar con ROBERTO MUÑOZ CALVO, se lo agradecería. Es por un amigo común.

Importante.

Curioso, lo sé, con tantas formas que hay para poder comunicarse.

Joana

31 de agosto de 2018

FELICIDADES, ROBERTO





Mañana es día 1 de septiembre y aunque han pasado muchos años, siempre me acuerdo de ti en esta fecha.

El tiempo lo cura todo (o eso dicen) en todo caso, deseo que seas feliz, que te encuentres bien y que muchos de tus sueños se hayan cumplido y si no es así, aún queda tiempo para que los logres, no hay prisa.

Al fin y al cabo, ser a ratos feliz, es lo más importante.

Un abrazo de todo corazón

Joana

21 de junio de 2018

Querido papá:

Hay personas que gustan de hacer una misa cuando se cumple un año del fallecimiento de un ser querido. A mí me gusta escribir y a mi padre leer lo que escribía. Hoy ya no me puedes leer pero allá voy de nuevo.



Más naranja no podía ser la foto :) 


Hola guapo,

La verdad es que no sé porqué empecé a llamarte así estos últimos años, supongo que porque te veía más frágil y cariñoso. Bueno, cariñoso eres a tu manera. Te hablo en presente porque para mí sigues vivo.

Tu mujer, tu novia... como le dices me acaba de interrumpir, como ves ninguna novedad en el frente. Ahora estamos calmadas, con una calma supongo que buena pero extraña porque faltas tú.

Mira que irte en Hogueras... El año pasado el día 22 cuando hablaba con el tipo de la funeraria en la calle, porque los del hospital no le dejaban entrar, sí, te hubieras reído, él llamó a un taxi. Estábamos la mamá y yo solas. Me despedí de ti y cogí a esa pequeña mujer y todas las bolsas dejándote allí solo.

Pues a lo que iba, el tipo de la funeraria, bastante majo nos dijo que quizás el taxista tardaba porque al ser Hogueras pensaba que era una broma. Imagina, las dos en San Juan sin asumir lo que acababa de pasar y ya estábamos viviendo una situación propia de una película inglesa.

¿Fiestas? Nunca una palabra me importó tan poco. Por el camino llamé a tu cuñada que es un sol y estaba en la casa. O no... mira, hay cosas que no recuerdo bien. Y para allí nos fuimos. Si no hubiera sido por su calidez y su grandeza humana no sé qué habríamos hecho este mes. Siempre te ha caído bien. Anda que  no la has nombrado veces.

Puedes estar tranquilo porque se despidieron de ti tus amigos y compañeros de trabajo, y te dijeron "Adiós, capitán". Encarna vino y Ginés se quedó en la calle..., ¿tú sabes qué alegría que estando encerrados en un hospital alguien toque a las tantas de la noche a la puerta?

Otros sé que estaban disfrutando de las Hogueras, lo cual veo lógico. O no... pero tú ya sabes que yo soy más rara que un perro verde. Me pierde la empatía. Pero no importa. Casi nada importa ahora mismo.

Ha sido tu santo y no veas lo que me he acordado de la tarta. Ay... qué te gusta a ti una tarta más que sea un santo o por un cumpleaños. Eso es porque de niño nadie te hizo ninguna. Y tus regalos. Regalos que luego no sabíamos muy bien si te gustaban o no.

Tu santa esposa el otro día encontró recortes y cosas que te fui regalando. Tienes un cajón repleto de mis asuntos. Que si una poesía por aquí. Que si una carta que envié al Información hace mil años (tu santa también las guarda) y a mí me causa mucha ternura. Mi libro. Sí, tu hija tiene dos libros publicados y nunca te he visto presumir de ello pero bien que te gustó tenerlo ahí en tu mesilla, y te lo leíste.


Etapa de tartas gigantescas :)



¿Te acuerdas cuando me fui a Madrid? Los tres ahí en el comedor, sacando cuentas, bueno en realidad eso lo hice yo pero tú quisiste que me llevara algo más por si lo necesitaba... Allí no me pagaron nada, si es que no es más desprendido el que más famoso es... :) pero anda que no estabas tú y mi madre y mi hermano contentos porque estuviera por la capital, guau, mi futuro iba a cambiar, pero luego no cambió tanto.

Te estoy escribiendo porque ayer leí algo sobre esto. Lo sano que es escribir en papel cuando sientes una gran vacío. Siempre lo he hecho en papel pero llevo en esto de los blogs demasiados años y para mí es lo mismo.

Sabes que tengo mis diarios por ahí. Sí hijo mío, montañas y montañas de libretas, pero te has perdido algo, en junio del año pasado tomé una decisión: romperlos. ¡Me quedé con unos pocos! Con los de niña repelente que escribía como una adulta y en ellos hablo de ti, de mis amigas, de la abuelita Ángeles que pasaba los veranos con nosotros. De los primos de Mula. Son muy tiernos.

De quien tú ya sabes no hay noticias. Ni falta que hace.

Ahora tengo que empezar una nueva etapa. La de recordarte como estabas antes de caer enfermo. Como has sido siempre tú. Presumido. Guapetón. De los que se peina después de conducir. Con sus chistes malos. Formal. Trabajador. Muy rubio y con unos ojos preciosos. ¡Y menudo pelazo! Jamás tendré un novio calvo, lo siento pero si mi padre cumplió los 70 con un pelo extraordinario yo quiero lo mismo en mi vida, qué mala soy ¿verdad? :)

No me has visto casarme. Y en el fondo sé que te daba igual. Como a mí. Esas cosas son para otros. Yo lo respeto pero creo que el amor es otra cosa. Lo vivo de otra manera. Y si algún día se me cruzan los cables y me casara no lloraría porque no estés porque sé que te agobian esos evento je.

Me he hecho mayor papá. Tengo más de 40 y digo eso, vaya cosa más extraña. Pero tú me entiendes. Tú pasaste 4 años de mi vida a mi lado cuando algunos me consideraban un extraterrestre y creíste en mí. Nunca escribí tanto ni desarrollé tanto mi vena creativa.

Cuando dicen que el único hombre que te va a querer de verdad es tu padre no mienten. Al menos, yo tuve esa suerte. Claro que teníamos nuestros desencuentros, es normal. Un santo no eras tampoco je. Ni yo. Pero siempre ganaba más el amor. Enfadados un ratico y luego una sonrisa y hala aquí no ha pasado nada.

No sabes lo último. Ayer me enteré que van a cambiar las fachadas de los edificios. ¡Tenías razón, no lo vas a ver! Ya sabes cómo son estos políticos. Sus prioridades son diferentes a las del resto de mortales.

Ay... ¿quién me salvará este verano si aparece una cucaracha? ¿Te acuerdas de la última vez? Yo encima del sillón porque había visto una paseando por el comedor. Y tú como un cazador en plena selva buscándola.

También voy a recordar que has sido poco de mimar. Y te lo agradezco. Nunca has venido a buscarme a las tantas de la mañana como hacen otros padres.

¿Sabes qué? Que se creerán buenos padres pero yo pienso que si estabas trabajando duro de lunes a viernes e incluso algún sábado por la mañana por qué leches debías irme a buscar. Sabes que siempre he sido una irresponsable/responsable.

Tampoco me has buscado trabajo ni enchufado en ningún sitio: GRACIAS. Y has hecho mejores discursos que muchos de esos políticos que ahora se creen tan especiales. Al igual que nunca has peleado por dinero. Porque tienes algo que se llama valores. Humildad.

Así te voy a recordar a partir de ahora. Y con una sonrisa en los labios. He pasado un año muy malo papá. Y esta semana ni te cuento... y supongo que tendré que pasarlo más veces así. Pero tengo que seguir p'alante. Y reencontrarme con mis ilusiones y proyectos.

Aún yo no existía pero qué monos estáis ahí. Mi hermano sobre todo :)


Siempre has dicho que soy muy valiente pero no lo soy. Soy normal. Aquí estoy, escribiéndote cuando mañana se cumplirá un año de tu adiós.

Sí, la ciudad está cortada como todos los años, aunque por alguna misteriosa razón no se oyen petardos. Qué fastidio ¿verdad?

Pero también ha llegado el calor y espero que cuando todos estemos mejor de ánimo vayamos a la playa y me daré un chapuzón por ti. El agua estará mojada, como siempre dices y tu santa se vendrá conmigo, espero que mi hermano también se anime. Él también anda triste... Pero es porque te queremos y te echamos de menos.

¿Te confieso algo? Me importa un bledo si alguien ve raro que hable mucho de ti. No es sano guardar los sentimientos ni de ira ni de tristeza. El año pasado lo hice y en julio me fui a la playa y salí un par de noches. ¿Sabes lo que te digo? Fue una idea pésima, yo no era yo. Los duelos cada uno los vive a su manera pero intentar convencerme de que no pasaba nada fue estúpido. Pero ya sabes, de los errores aprende el hombre y la mujer.

Papá, que te quiero mucho