26 de junio de 2015

Felicidades Paco Huesca y un Barrio plateado por la Luna


El pasado 22 de junio, Paco Huesca el cinéfilo, el dueño de los Astoria, el alicantino, el bilbaíno que pensaba hacer carrera en la Escuela de Cine y más tarde en la Escuela Diplomática, cumplió años. ¡Felicidades de nuevo!

Las redes sociales se llenaron de felicitaciones, de cariño y de promesas de próximos abrazos en tres dimensiones. La que escribe le debe uno.

Paco es algo más que un apasionado del cine, él es un tipo culto, divertido, visceral, apasionado y tímido. Es mi amigo. Y uno de los personajes más queridos en esta ciudad y menos reconocidos. Todo sea dicho.

Se emocionó al recibir tanto cariño, pero a nosotros no nos extrañó esa reacción en cadena de amistad, admiración y autenticidad. Quien siembra, recoge.

Durante un mes, Paco nos ha ido desgranando episodios de su vida que sin su permiso paso a compartir, porque describen lo grande que es como persona. Sin florituras. Él no las necesita. Y lo maravillosamente raro que fue de niño ¡afortunadamente este mundo tiene sentido gracias a las personas diferentes! Le ponen sal, azúcar, alegría y hacen de este mundo algo mejor. Aportan. Este es Paco Huesca:




Ya lo decía ayer que en mi época de colegial me consideraba marciano.Si no te gustaba jugar al fútbol o al baloncesto, malo ya te catalogaban como bicho raro.Y la cosa aumentaba si encima me gustaba el cine, ver pelis. Qué te voy a contar. Pero es que eso no tiene retorno, es como es. 

Pues bien siendo enano las noches de Reyes eran más que mágicas para mí,aunque he de confesar que me tragaba lo de los Reyes pero no lo de esos miles de Reyes que salían en las incipientes cabalgatas de la época. No obstante seguí un año más haciéndome el loco con esto de los Reyes ,y es que era y es muy bonito.(...)

Un año fue un bureau de madera mediano, otro un teatro Borrás de cartón con sus decorados,y esas dos cosas sirvieron para reinventarme en mis juegos,ya se sabe al ser hijo único,te lo tienes que montar por ti mismo. Cuestión creativa en suma...

De paso, me gustaría hubiera un real decreto con la prohibición de existir hijos únicos.Es una parida, lo sé.Tiene sus ventajas pero a la postre muchos más inconvenientes cuando los años pasan y pasan.

El famoso bureau de madera era como mi escritorio,y en él había una pluma caligráfica con su tintero y unas hojas medianas de colores con sus respectivos sobres también de colores.Y me dio por escribir.Miedo.Lo de pintar,dibujar, vino más tarde y hasta gané un premio de cien pesetas que mi padre puso en un álbum.
A lo que voy y no asustarse, de lo contrario, irse que dijo la Lola,comencé a escribir con el plumín , la tinta ,etc. cartas a Adenahuer, así sin más, como el que no quiere. Conservo algunas,y me sofoco pero tienen su aquello , le pido que cuide Europa,y hablo del carbón, de Polonia y unos rollos de pavor.
Ignoro el por qué de esa monomanía pero a toro pasao se refleja la época de lo que fue el germen de la actual Unión Europea,y yo con seis o o siete años escribiendo al canciller alemán como si fuera el vecino del quinto o un colega.
Por eso creo, llegados a este punto, ya no era marciano,era de una galaxia lejana o un poco loco.

Mario Valleja, Javier Candela y Paco Huesca. Imagen: propiedad de Javier Candela



Ahora suelo decir que más vale estar loco porque cuerdo es muy aburrido.Voy a sintetizar porque esto es un rollazo. El teatro fue mi especial juego.Lo conservoLos domingos después de la misa de los Maristas y ya más mayorcito pero igual de loco, Carmela me compraba Información de Alicante, Levante de Valencia, ABC y Pueblo de Madrid y La Vanguardia de Barcelona.Llegué saberme todas las carteleras de esas ciudades,los cines con sus pelis.

Y antes de comer que lo hacíamos todos juntos, recortaba los anuncios,los clichés, de las pelis que los lunes se estrenaban con unas maravillosas tijeras de cortar telas que cuando las veo me traen demasiados recuerdos.

Y ya era el tiempo que me había inventado a jugar que tenía dos cines, Rex y Coliseum.Y en dos tablas a modo de carteleras que me hizo mi padre en el Corralón que era el taller de carpintería donde luego estarían los minicines colocaba los recortes.

Pero no se quedaba la cosa ahí ,en verano y en chalet de Vistahermosa ,al lado del D´Angelo que no era tal, una tarde de domingo con un calor de muerte,con cortinas ,mesa y sillas hacía el Festival de la Comedia, y claro Carmela y yo ,bajo ese sol de justicia dábamos lectura a las comedias que se presentaban,osea ,las que había escrito ese año y dábamos hasta premios que yo hacía de cartón.

Eran tres ,y llegamos a hacer tres ediciones. Qué moral aguantarme. Deseo no os hayáis asustado mucho de tanta oscuridad ,de momento sigo bien,no me pasa nada,pero os digo que no cambio nada de eso por nada. Abrazotes.
Paco Huesca

José María Pou, Mario Vallejo, Javier Candela. Imagen: propiedad de Javier Candela


Y ahora otra etapa de su vida. En la que siendo un joven que se marcha a Bilbao para estudiar Derecho, debe regresar a casa por un motivo que le hará crecer como persona, recibir una bofetada de la dura realidad pero que sirvió para que esta ciudad ganara a un hombre lleno de ilusiones y que supo resurgir de sus cenizas, cargado de ideas y con mucho trabajo para regalarnos un Barrio nuevo, un Barrio donde había espacio para la cultura.


Fue duro volver a Alicante en aquellos momentos y saber que dejaba Bilbao para siempre, mi gente, mis lugares,mis maravillosos años pero era ya una etapa.Le dije a mi padre que seguía con la idea de ir a la Escuela de Cine como se lo dije cuando acabé el bachiller.Pero él me decía : mejor estuda para tener una base,y es que eso del cine por aquella época era excesivamente bohemio....Nunca quise enfrentarme a mi padre porque fue muy bueno conmigo.

El me dijo que preparara una oposición,Y yo ni corto, ni perezoso,le dije me gustaría entrra en la Escuela Diplomática.Era muy difícil y dos idiomas a la perfección. El francés lo estudié en aquel bachiller de mi época y el inglés en cursos de verano en el CESA de Alicante, un verano en Oxford en el Westminster College y en Bilbao en la Universidad ,pero el nivel debía ser muy superior.Y mi padre me envió a Bornemouth,un pueblecito enfrente de la isla de White,en un casa familiar y los estudios en un centro.La cosa iba para medio año.

Paco Huesca 

Ese sueño se truncó pero hoy no vamos a contar esa parte. Los buenos amigos ya la conocen. Y aunque con retraso es un día de celebración, de recordar todo lo positivo que ha aportado Paco a la ciudad (y lo que le queda) resumiremos la parte que es la más conocida y pública.

Pero como con lo anterior ¿no es mejor que lo cuente él con sus palabras? Aquí os dejo con el Barrio plateado por la luna. 



Y comenzó una gran historia de amor entre el Barrio y yo,entre el Barrio y los minicines.Un gran amor que llegó a la épica.Igual hasta fue un mènage a trois.Ni lo sé,ni ya importa.Y no solo comenzó todo eso sino una verdadera implicación personal respecto al Barrio junto a los dueños /as de los locales de ocio llegando a ser unos verdaderos cruzados hacia la regeneración de la zona y quitarle esa pátina de barrio casi prohibido.Apasionante.

Conocí a mucha gente,a muchos clientes que serían amigos con el paso del tiempo. Intenté hacer un trabajo creativo con eso de la programación, inventando ciclos,sesiones de pre estreno, golfas, día del espectador, y aparte del cine made in Astoria ,rescatar pelis que no se estrenaban en Alicante.Fue duro pero como sarna con gusto no pica....

Consiguieron ser unos cines de referencia para los cómicos,para los directores, para los cinéfilos, para los intelectuales, hasta para José Luis Sampedro,bendita persona.Los políticos fueron los que casi no lo frecuentaron a excepción de Pepe Lassaletta.

Estaba hasta el gorro de esa gente que en el fondo era superreprimida y falsa porque cuanto había algo subidito de tono no les importaba,la droga, las violaciones....y subían.Vaya si subían.Cuando VOLVER A EMPEZAR NO TUVIERON MAS COJONES QUE SUBIR .

El día de la inauguración,no me lo creía después de tantos años,tantos escollos,tanta papeleo,tanto y tanto trabajo. Pero los dos niños salieron y vieron la luz no sin cierta incredulidad e incluso falta de ánimos ,incluida mi familia.Fue así.Y aquí llego donde quería llegar.

Cuando me propongo la idea,se me dice si puedo asumirlo.Gracias a la generosidad de mi madre,se vuelca en el proyecto y prácticamente todo el patrimonio se va yendo poco a poco en esa idea,no se si loca o no, pero maravillosa sí.

A toro pasado y después de casi veinte años con sus etapas de gloria y sus claroscuros,si yo no hubiera hecho eso,podría haber vivido tranquilamente del patrimonio que dejó mi padre,y a vivir que son dos días.Eso no iba conmigo para nada,tenía inquietudes, era muy creativo, me gustaba el cine pues no llegué a ser director que era lo que quería.Pero mi familia me hubiera criticado de vago, de no hacer nada.,de vivir de las rentas.

Luego se me criticó por hacer.Hacer o no hacer,ese era el dilema ,Yo lo tenía claro pero hay gente que le gusta darle a la lengua,a criticar, que es muy fácil.Ven lo de los demás pero no lo suyo.Ahora bien, pasé con el tiempo épocas muy duras que podía habérmelas ahorrado si no hubiera realizado el proyecto tanto mi madre, mi tía taquillera y yo hubiéramos vivido de p.m. Creo que la otra opción fue mucho más enriquecedora,e incluso un poquito reconocida y todo en este complicado Alicante.

Nunca tuve ninguna ayuda o subvención.Pido perdón a mi madre y a mi tía que están el los cielos como Gary Cooper. Desde aquí perdón por si lo pasaron mal.Perdón.Ellas siempre fueron mis cómplices,hicimos un trípode estupendo. y potente para lo malo y lo bueno.Por eso ahora me viene el fantasma de si valió la pena.Vais comprendiendo la película.

El hecho de haber estado al timón de los Astoria como decía antes me hizo conocer a mucha gente,ese contacto en la taquilla,sdentir el calor del público, mis amigos de los locales, que formamos una asociacón de comerciantes para dignificar el Barrio plateado por la luna.Nos involucramos en los Carnavales, promocionábamos el Barrio, hasta nos metimos en las Hogueras con una barraca qie eclipsó a la popular.Una semana grande del barrio, maratones, movimientos ciudadanos, salvem variados...un lujazo y ejercí de ciudadano comprometido,agitador cultural o como queráis decir, sin cobrar un duro, con muchas hostias y mucho odio también.

El Barrio llegó a ser mi vida.Sin los minicines nada de eso habría ocurrido.Me enfrenté con todos los alcaldes fueran del signo que fueran cuando las cosas las veía mal.

Con los minicines van ligados mis gatos y esa historia gatuna de mis compañeros de mi vida,que sigue como no podía ser de otra manera.Y llegó un día que me "obligaron " a venderlos.YO QUERÍA RESISTIR .Sí esa historia ha estado oculta.Un mediador entre los dos empresarios locales sabiendo que los tiempos no eran buenos para mí provocaron esa venta pues de no realizarse no habrían pelis para mí.Fuerte.

Se habló con uno, con otro, ofrecían puntos de vista distintos y comencé a cansarme , a desencantarme y como cualquiera solución me parecía humillante me fui a una tercera persona que era de Benidorm,un tanto salomónica la decisión.

Quería retirarme a vivir más tranqui pero esa persona de Benidorm ya dueño ,dijo que siguiera al frente y con la misma tónica.Pero aunque era lo mismo no lo fue.Mi infarto pienso vino de todo eso,excesva tensión, lo superé gracias a Dios pero me dejó touché.Surgierorn tensiones con personas ajenas al nuevo dueño pero de su entorno con un capazo de mentiras ,y un 5 de mayo del 2000 abandoné los cines por última vez para jamás entrar.

Mis chicas aplaudían mi decisión.Detrás dejaba una parte muy grande de mi vida,muy grande.Y dejaba el Barrio, y mis colegas,y mi vida.Pero los guiones se escriben como se escriben ,y ese mismo año a finales me vendría una etapa muy dramática y fue premonitorio poder dejarlos para atender lo que se me venía encima que eso si era una tragedia griega.Otro telón .Y otro volver a empezar.Creo que he sido muy sincero y puede que un tanto cruel hoy....pero es la verdad.Agur.
Paco Huesca 


Creo que no es necesario añadir más. El pasado 22 de junio Paco cumplió años. Sé que fue un día especial porque se sintió querido y a veces, ése es el mejor regalo. Contar con amigos que te aprecian y valoran por lo que eres y por lo que has sido.Porque no podemos olvidar sus exposiciones, su legado al Ayuntamiento de Alicante y esas joyas ocultas que forman parte de esa colección de cine, que él cedió o regaló a Alicante.

Gracias por tanto cine y por ser un luchador del bando de los sensibles.


Deseo desde aquí que algún día, Paco tenga ese reconocimiento por parte de su ciudad que merece y se ha ganado a pulso. No es pasión de amiga. Soy objetiva.


Joana Sánchez

11 de junio de 2015

El legendario vampiro que voló sobre Alicante



Ha muerto Sir Christopher Lee, el legendario conde Drácula en color ,Saruman en la saga de "El señor de los anillos" y "El Hobbit" y conde Dooku de la saga "Star Wars". Más de 300 películas, cantante tardío pues  llevó el metal en sus venas y especialista en personajes malvados.


Hizo su aparición en "Hamlet"de sir Lawrence Olivier sin articular palabra.Conoció a Boris Karloff y a Peter Cushing y ese fue el preludio de sus películas con la productora Hammer.


En 1958 llega "Drácula" que le marcaría profesionalmente  pero no participó en la segunda que tenía contratada, "Las novias de Drácula" ya que no le habían pagado lo pactado en la anterior.

Dentro de ese género de terror hay que recordar "La momia","El perro de Baskerville","La maldición de Frankenstein","Las manos de Orlac",la saga de Fu Manchú, "El terror de los Tongs" y las películas de Drácula, "Drácula príncipe de las tinieblas","Drácula vuelve de la tumba","El poder de la sangre de Drácula" y "Las cicatrices de Drácula".


terminó su contrato con la Hammer, Lee es demandado por grandes directores como es el caso de Billy Wilder en "La vida privada de Sherlock Holmes" o para protagonizar uno de los malvados de la serie James Bond, Francisco Scaramanga, en "El hombre de la pistola de oro" .Su altura de 1,96 le ayudaba mucho en esos papeles.





En Alicante vino en 1970 para rodar "El conde Drácula" de Jesús Franco junto a Klaus Kinski, María Rohm y Jesús Puente con exteriores en el castillo de Santa Bárbara alicantino, Barcelona y Munich.

En 1973 Richard Lester rueda tomas de "Los tres mosqueteros" en el castillo de Santa Bárbara en dos partes,"Los diamantes de la reina" y "La venganza de Milady" con un repato multiestelar con  Michael York, Oliver Reed, Raquel Welch, Charlton Heston, Geraldine Chaplin y Lee en el papel  del conde de Rochefort.

Crhistopher Lee, Colin Farrell y Paz Vega. "En tierra de nadie"


Existe el documento por el que el productor Salkind pide al por entonces alcalde de Alicante  el permiso para rodar en el castillo. Las dos partes son un estrepitoso fracaso comercial pero aún así Lester quince años después retoma la obra de Dumas desde un punto de vista más crepuscular.La mayoría de actores repite ,entre ellos Christopher Lee.

Pero hubo una tercera visita de Lee a Alicante,es en el año  2009 y ya con los estudios Ciudad de la Luz. Se trata de "Triage" del serbio Danis Tanovic que consiguió el óscar a la mejor película extranjera  "En tierra de nadie", con Colin Farrel y Paz Vega, y que sitúa la acción en la guerra de los Balcanes.




Christopher Lee quizás no fue ese Drácula  como Lugosi pero el que dejó más impronta en unas generaciones con  el cine en technicolor  y una sangre más roja que nunca. Fue el segundo actor  con más películas rodadas en toda la historia de  Hollywood solo detrás de Rod Steiger.

Supo reinventarse pero siempre planeará en nuestras vidas como el vampiro por excelencia del cine.

Paco Huesca

6 de junio de 2015

Lo que no se ha dicho de Álvaro de Luna y de Alicante


Álvaro de Luna (Imagen: RTVE)
Si hay algo de lo que me alegro de esta edición del festival de Alicante es el premio a la carrera de  Alvaro de Luna. Un gran profesional, actor versátil con más de 80 películas y cantidad de series en televisión así como obras teatrales.

Desde aquella aparición en "El verdugo" (1963) y sus comienzos como especialista en el cine. No solo fue el famoso "Algarrobo" de la serie de Curro Jiménez  que le catapultó, detrás hay una gran carrrera nacional, europea e internacional. 

Acompañó en el cine a muchos cantantes y niños prodigio de la época, Mara Lasso, Li Morante, Lina Morgan, Los Bravos, Pili y Mili, Manolo Escobar, Andrés do Barro, Mónica,...Fue imprecindible en los spaguetti-western, tanto con directores españoles como italianos, así como en peplums como "El coloso de Rodas". 

Actor básico en las coproducciones en  España como "El tulipán negro" con Alain Delon, "La máscara de Scaramouche" con Gerard Barray, "Estambul 65"con Horst Bucholz pasando por la comedia celtibérica del destape. Pero también fue llamado por directores intelectuales como Saura, Armiñán, Camino, Mercero o Fernán-Gómez.

Pero lo que quiero incidir en estas letras son dos cosas. Películas que protagonizó a  nivel  internacional y su conexión con Alicante y provincia. 

Figuró en la película "Por un puñado de dólares"(1964)  de Sergio Leone junto a Clint Eastwood en el papel de Rojo Gang y que se dijo era un remake en clave de western  de  "Mercenario" de Kurosawa .

Vino también el penúltimo film de Leone "¡Agáchate, maldito!" (1971) con James Coburn y Rod Steiger y en donde interpretaba el papel de  Papa Miranda. "Trampa bajo el sol" (1965) con Jean Marais y Marisa  Mell dentro del más puro cine de acción inspirado en James Bond.


Su conexión con  Alicante, aparte de vivir la mitad del año en Denia, son las películas que bien ha  protagonizado aquí o ha sido dirigido por algún director alicantino.En 1962 rueda una pretendida  saga con "El  hijo del capitán Blood"  de Tulio Demicheli con Sean Flynn, hijo del mítico Errol, y que desaparecería durante la guerra de Vietnam.



En 1966 se rueda de nuevo en Alicante "Kid Rodelo" (Los fugitivos de Yuma) de Richard Carlson junto a  Janet Leigh, Don Murray que diez años antes había protagonizado "Bus Stop" con  Marilyn Monroe, y Broderick Crawford.


El director alcoyano Carlos Pérez Ferré  lo escogió junto a Jorge Sanz , Emma Suárez y Quique  San  Francisco para "Tramontana" (1991) Y en 2006 cuando ya Ciudad de la Luz comienza a hacer más que aguas rueda "Teresa. el cuerpo de Cristo" de Ray Loriga.

Por supuesto me uno a ese homenaje más que merecido a un actor todoterreno y comprometido con sus ideas políticas.




Respecto al festival, pues como siempre, ha terminado...¿y qué? Yo ya no sé si es nacional, internacional o universal. Debe ser esto último porque sigue siendo marciano. Palabra de un buen amigo y mejor periodista.


Paco Huesca

31 de mayo de 2015

El otro día volví a los Astoria


Morir, dormir,tal vez soñar...Y el otro día  volví  a los Astoria. No me pregunten como fue la cosa pues no tendría una respuesta clara, nítida, hasta real. Pero volví después de 15 años desde aquel 5 de mayo de 2000 que salí una noche  oscura  para jamás volver a  entrar.

Pero la magia, quizás el cine, ha hecho posible este regreso tantas veces anhelado.Y ellos seguían en pié como los árboles,un poco pochos, sin el esplendor de antaño, sin la bella época del pasado. 

Pero aprecié  en su interior de leyenda después de esos 21 años, seguían  como una continuación de mi casa y la de muchos alicantinos y no alicantinos y  siguen vivos sus moradores de antaño. De un pasado no muy lejano, un antaño de leyenda en donde se fusionan muchas cosas, demasiado tal vez. Y es que allí andaba el amigo americano charlando con Sebastiane como en aquel 1979.



En los sofás rojos del vestíbulo de la sala 1 se encontraban de charla Verónica Voss, Gaspar Hauser,María Braun y Fitzcarraldo mientras Oscar daba la matraca con su tambor de hojalata.

Pepe Blanco cantaba su Sombrero en unas bodas de sangre y Pink Floyd revivía su concierto en Pompeya y en el muro. Ludwig bajaba por la escalera majestuoso hacia la sala Luchino Visconti mientras Aguirre, Matteotti y Johnny-no sé si  Guitar o el del fusil, igual los dos, hablaban en la terraza sobre la batalla de Chile.

Y Messidor con Monsieur Verdoux,Pauline y Georgia recordaban su particular laberinto de pasiones. Era un sin parar. No daba tiempo a ver a tanta gente,tantas películas, tantas historias, tanta  vida. De repente Betty Blue miraba tras el cristal a la rubia del bar.

Henry V, Ricardo III,el profesor de música  se daban el festín de Babette. Caravaggio y Cyrano  con Yo Dou y Qiu Ju se tomaban una copa en la cafetería. Mientras el marido de la peluquera con delicatessen seguía pensando todas las mañanas del mundo  en   Indochina.

Y Luis Cuadrado con Mr. Butterfly subían a la sala de su nombre para ver ese espíritu de la colmena ya en pleno arrebato. Casi seguían lloviendo piedras. El espíritu del Astoria se palpaba de una forma  decadente pero estaba ahí. Impertérrito, inconmensurable, pero inalcanzable.

Lo quise recoger, atraer, pillarlo como pudiera  entre mis brazos, retenerlo y hasta robarlo pero algo me lo impedía. No era falta de valor, ni de ganas,ni de ilusión.Ellos y ellas seguían estando ahí, no querían marchar. Querían seguir contando sus historias, sus películas, y ya no querían saber nada de mí.

Igual con los años pasados, los días del pasado, ya ni me reconocían. Sería eso,ya era como un extraño en sus vidas. Por ello no sé si esta vuelta, ese regreso, no era muy conveniente aunque lo deseara tanto y con todas mis fuerzas.

Y marché por segunda vez para quizás no volver jamás.Y eso me entristeció más que la primera vez.Esta vez era todo más oscuro,más siniestro.De lo que no  estoy muy seguro es si todo fue un sueño o de verdad volví a los Astoria.

Puede ser que todo ande entre ese tener o no tener o el sueño eterno.De esa manera sí lo puedo comprender.Aunque al final de la escapada será el último refugio,mi particular muerte en Venecia.Mi especial regreso a Bountiful.

Paco Huesca

28 de mayo de 2015

Se les acabó el chollo

Si los votos de la ciudadanía no fallan, las matemáticas tampoco, y el sentir popular por esa necesidad más que ganas y viceversa ,en esta ciudad mía a  muchos se les va a acabar el chollo.


Y no me refiero al de  muchos de esos puestos de libre designación, asesores, amiguetes, palmeros o  como ustedes quieran llamarlos de la clase política. Me refiero en el ámbito que más he podido ver, palpar, olfatear, saber, oír,el de la Cultura alicantina y todo lo que le rodea. 

Sí, a esos señores y señoras que a costa de un cargo se están pegando la vida de padre y muy señor mío haciendo lo justo o no haciendo absolutamente nada. Pero ellos fueron bendecidos desde hace  más de  dos décadas para acá como los auténticos  agentes culturales de nuestra ciudad. Y no importa en qué arte. Los hay y en todos.

En música, en danza, en teatro, en pintura, en literatura, y hasta en cine.Y claro con todo ello la ciudad a nivel cultural es lo que ha sido,un cortijo donde esas personas han hecho lo que han querido sin ningún rigor ni pudor, con osadía no exenta de altivez y prepotencia porque se han  creído los mejores, los  gurús de la cultura alicantina.

Pienso que es hora de hacerles ver, con todo respeto y educación , aunque algunos carecen de ello, que ha tocado retirada, que sean más humildes y hagan también su autorreflexión y preparen las maletas.

Esos reinos taifas de la cultura municipal y colaterales  con sus visires al frente  deben desaparecer y aquellos que sean sostenibles y necesarios someterlos a una profunda transformación.No son cargos vitalicios,no pueden ni deben hacer lo que les viene en gana a modo de reunión de amigotes y encima remunerados con dinero público. 

Hagan a partir de ahora esos saraos pseudoculturales en sus casas o monten sus chiringuitos culturales propios  como muchos alicantinos lo hicimos y lo hacen, y sigan jugando  a hacer cultura, bueno eso que ustedes llaman cultura.

Es indecente, perdón por la palabra  no me surge otra mejor, que durante años hayan conseguido montárselo de p.m. con dinerito público haciendo y deshaciendo y en ocasiones teniendo secuestrado al político de turno. Han sido intocables.

Solo espero y deseo que esa inmunidad termine de una vez por el bien de la buena  Cultura  y por supuesto de Alicante.



Paco Huesca

25 de mayo de 2015

Retrato de un amigo, Ignacio Melón Andrés (Las sonrisas de Nacho)



Conocí a Nacho en 2005. Me cayó bien desde el minuto uno. Era verano. Un chico rubio, de ojos claros con el pelo recogido en una coleta con aspecto de inglés simpático me esperaba.

Comenzamos a hablar y a caminar. Todos los temas parecían no tener fin. Música, cine... Creo que nos recorrimos Alicante de arriba a abajo. Ya éramos amigos. Nuestros pasos nos condujeron al puerto, y de ahí a deshacer el camino, entre más conversación de la buena.

Tenía una sonrisa adorable y una mirada pícara. Me habló y mucho de su hermano Víctor. Era su colega. El mismo con el que ayer mantuve una conversación para pedirle permiso y compartir estas imágenes. 

Cuando estás a gusto con una persona, las horas vuelan. Y exprimimos bien aquella tarde. Donde nos tomamos un batido mientras compartíamos confidencias con mucho humor negro. Creo que nos contamos nuestras vidas, o parte de ellas. 

Saltábamos de un tema a otro, de una anécdota a otra con ansiedad, como dos cómplices amigos que hace años que no se ven, y un día se reencuentran por una calle por casualidad.

Él había quedado con unos amigos por la tarde-noche. No quería acudir. Eso me gustó (señal de que estaba a gusto) pero siempre he pensado que a las amistades hay que cuidarlas. Y le convencí de que mejor sería que se fuera; yo me iría a casa hasta un próximo encuentro y asunto resuelto, pero me invitó a ir con él. Ese era Nacho.

Y en un pub, junto a un par de amigos, nos sentamos en un lugar donde sonaba música, ahora no recuerdo cuál. Y no me importa confesarlo, al revés, allí me enamoraron las sonrisas de Nacho, que eran muchas y variadas. Quienes lo conocen y lo recuerdan lo saben. Incluso mejor que yo.

Cayó la madrugada y ninguno quería que el día se acabara. ¿Por qué no llevar la contraria a las leyes del universo? Y continuamos charlando. Si digo que aquello fue especial os miento, fue lo siguiente. Es sencillo cautivar a alguien con otras cosas, él lo hizo con una personalidad auténtica. La bondad mezclada con una inteligencia y empatía que formaban un cóctel explosivo.