Mostrando entradas con la etiqueta UA. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta UA. Mostrar todas las entradas

29 de mayo de 2016

El dueño de nuestros recuerdos es Facebook

27 de mayo de 2014

El mejor fotógrafo, un miércoles con mala cara me saca con cara regular  y un domingo medio bien saca lo mejor. Propósito: volver a leer libro sobre cómo hacer fotografías de calidad para haceros fotos y que salgáis como sois: guapossssssssssssssss.


Recuerdo cuando nuestras fotografías estaban guardadas en cajas. Cajas especiales. De las que se compran con mimo porque sabes que en ella reposarán imágenes que son retazos de tu vida.

También existía la opción de adquirir un álbum. Pero no cualquiera, sino uno que desde fuera ya diera pistas sobre lo que había dentro: historias. Tu vida.

Hace dos días, la red social Facebook me mostró esta fotografía enmarcada en colores pastel, recordándome que hacía dos años la había compartido con mis amigos. Una foto cargada de simbolismo.

¿Y si yo no quería recordar? 

Supongo que la respuesta es sencilla: no tener cuenta en Facebook y vivir. Como lo hacen millones de seres humanos. Pero, cuando eres feliz, MUY FELIZ, aun con cautela, compartes instantes sólo con un fin: mostrar a tus amigos que sonríes por dentro y por fuera. 

No hay una carga de exhibicionismo, si lo comparo con quienes comparten: desayunos, comidas, cenas, bodas, comuniones, salas de espera del médico...

Y así, como una patada en mi cerebro: quedó este instante pululando todo el día. Adoro esta fotografía. El sol de la tarde del mes de mayo a punto de desaparecer, mi cara, el momento preciso en el que Roberto Muñoz capturó mi esencia con mirada de fotógrafo aficionado con tablas.

No sé si ya no somos dueños de nuestros recuerdos, pero, las redes sociales están ahí para tocar nuestro lado sensible y alimentar nuestras emociones más básicas, o bien para sacarnos una sonrisa, un puchero o una carcajada. En definitiva, agitar la nostalgia.

Ya no existe tal relación. Si a día de hoy en 2017 Facebook me devolviera un recuerdo ya no me dolería ni agitaría nada. A medida que pasa el tiempo, algunas personas optan por borrarse de tu vida y de tu mente. Y es lo mejor.

Si lees esto :) Mi padre ha muerto y no te despediste de él, ¿sabes? Ya no me importa porque quien no acepta tu amistad es que tampoco te quería de verdad. 

Yo he evolucionado sola. Sin ayuda. No soy ni mejor ni peor que nadie. Antes podía ser una perfecta: caprichosa o perderme en un mar de conflictos tontos, ahora no y me siento bien. Allá donde estés, que sepas que él se acordaba de ti. ¿La razón? No lo sé. Pero tienes derecho a saberlo, aunque pase la vergüenza de tener que escribirlo aquí a 13 de agosto de 2017.

Te ofreció su casa, el Roscón, las Navidades, los cumpleaños... incluso cuando él no estaba en su hogar. 

Y ni un adiós le has dado. Espero que estés bien y tu invisible familia :) (porque no les conozco)

Tenía que escribirlo.





Joana Sánchez