Mostrando entradas con la etiqueta Joana Sánchez González. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Joana Sánchez González. Mostrar todas las entradas

9 de diciembre de 2011

Novelda II.

Hace no mucho hablamos sobre esta localidad alicantina. Tan grata fue la visita que decidimos volver, pero esta vez para conocer su santuario por dentro y también sus calles.

Resultó llamativo el frío que invadía el lugar. En nuestra última excursión tuvimos que deshacernos de las prendas de invierno, como si el caprichoso verano hubiera regresado. Esta vez no fue así y bien abrigados, nos mezclamos con un grupo de visitantes intrépidos. Penetramos en el Santuario de Santa María Magdalena, obra como ya sabéis de José Sala, inspirada en el trabajo de Gaudí.




Lo más llamativo fue comprobar lo pequeño que resulta su interior. Por fuera, su majestuosa fachada, sacada de un bello sueño modernista, hace presagiar un interior con el mismo toque fascinante. Sin menospreciar su encanto, lo cierto es que apenas había espacio para movernos, cuando allí éramos unas treinta personas. Sobre todo a la hora de inmortalizar cada rincón con las cámaras. 


Aunque la vista pronto queda atrapada por sus paredes donde reposan frescos místicos. Aquí va una prueba.


LLAMÓ NUESTRA ATENCIÓN EL ÓRGANO QUE EN 2010 ESTABA PREVISTO SE INCORPORARA AL MOBILIARIO. OBRA DEL ARTISTA IVÁN LARREA (UN INNOVADOR ORGANERO)




EL ÓRGANO


MAQUETA DEL ÓRGANO FOTOGRAFIADA POR ROBERTO MUÑOZ
Resulta interesante el siguiente artículo publicado en el diario Información, donde recoge las dificultades de instalar semejante obra, propia de las construcciones egipcias. Tanto por sus dimensiones, como por sus materiales. El toque humorístico del periodista Pérez Gil, es de agradecer. "Obra "faraónica" en el Santuario de Novelda para instalar el órgano más grande del mundo"

Pero además del peculiar instrumento, una imagen cobra protagonismo en el altar. Se trata de un cuadro atribuido a Gastón Castelló. Artista alicantino que destacó en el área del dibujo, la pintura y el grabado. Sin olvidar su contribución al mundo de la Hoguera como constructor. 





Ya fallecido, en Alicante se le rinde homenaje con una escultura situada en la plaza del Mercado Central, donde se ha convertido en una tradición hacerse una fotografía junto al artista, el cual descansa sentado en un banco.


Al comprobar que hablar de Novelda  necesita de más tiempo y espacio, creo que en el próximo capítulo charlaremos del pueblo, de sus monumentos, de la estatua a Jorge Juan y más detalles que capturamos con la cámara y con nuestras retinas.

La provincia de Alicante tiene mucho que contar y por descubrir. Hasta nuestra próxima escapada. El frío no nos detiene.


Archivo:Novelda-Mapa del Medio Vinalopó.svg

Texto: Joana Sánchez
Fotografías: Roberto Muñoz



 

2 de agosto de 2011

Monforte del Cid y unas gotas de Orito

Hacía tiempo que no escribía una entrada con excursión incluida. Pero hoy a dos de agosto, en una hora rara en la que no sé si estoy dormida o despierta (es lo que tienen las no siestas) os paso a explicar la última.

Como sabéis, nosotros somos viajeros cercanos. Nuestro aspecto confunde. Ropa deportiva, mochila, zapatillas preparadas para subir la montaña más alta, pero no todo es lo que parece.

Decidimos visitar un lugar próximo y batimos nuestro record: Monforte del Cid y luego Orito. "Siempre nos quedará Orito".

Sé que es obvio y hasta pesado, por infantil, pero no olvidéis poneros la protección solar. Servidora es tan blanca, blanca escocesa -según una dermatóloga- que a pesar de mi precavida acción de embadurnarme con ese ungüento, me quemé.

Al grano. Monforte del Cid, pertenece a la comarca del Medio Vinalopó y no llega a 8.000 habitantes.

Limita con Alicante, Elche, Petrer, Novelda y Agost y su territorio se extiende en la pedanía de Orito. Lugar con encanto, que posee un centro de peregrinación para visitar a San Pascual Bailón. Altamente recomendable.


Si contemplamos sus campos, descubriremos cultivos de uva envasada. De hecho, destaca la colocación del bolso de papel, que protege el racimo, retrasa la maduración y mantiene los elementos naturales del cultivo. A 31 de julio, este pasado domingo, fuimos testigos de semejante paisaje.

Esta característica hizo posible el reconocimiento de la Denominación de Origen "Uva de Mesa Embolsada del Vinalopó" en 1988.

También destaca la elaboración de Anisados y Licores, de hecho, al entrar al pueblo es lo primero que encuentras en una fachada en letras gigantescas anunciando estas bebidas. También se dedican al mármol.

Nuestra sorpresa fue toparnos con un museo. No porque los lugareños no tengan derecho a uno, sino ¡porque estaba abierto! y era gratis. Se llama Museo de Historia de la Villa Monforte del Cid.

Su guía, muy amable nos mostró las dos plantas de las tres en las que se divide. Tiene un cierto aire al MARQ en su estructura y él nos comentó que muchos visitantes se lo hacían saber.


Está ubicado en una antigua casa del que fue alcalde de la población, Bonifacio Amorós. El museo consta de tres plantas, las cuales abordan: el paso del tiempo, Íberos y romanos.

En la planta baja podemos disfrutar de un audiovisual sobre la historia más reciente de la villa, orígenes de sus fiestas, etc. Además, nos encontramos con la antigua maquinaria del reloj de la iglesia Nuestra Señora de las Nieves.

En la segunda planta-llamativa, os aconsejo visitar este museo- encontraremos un interactivo que nos permitirá conocer la historia de la arqueología monfortina.

Destacamos como piezas importantes: el torso del guerrero, la gran mano íbera, el toro mitrado, los pies de una escultura íbera de hombre y mujer y por supuesto el toro Ibérico de Monforte del Cid, de más de 300 kilos que data entre finales del siglo IV y principios del V a.C.

Sobre él se da lugar a un audiovisual acerca del mundo funerario íbero y su necrópolis. La imagen es espectacular. No sé el nombre del diseñador o diseñadora, pero el resultado es visualmente hermoso e innovador. El toro cobra mil formas y colores.

También cuentan con una mesa interactiva, pero la ley de Murphy quiso que no funcionara cuando lo puso en marcha. Todo lo demás suplió ese pequeño ¿fallo? Supongo que había tanta historia, recuerdos y energía ahí dentro que rechazaba el uso de un ordenador.

Visitamos su iglesia tras despedirnos de nuestro guía y de darle las gracias. Como el sol calentaba de lo lindo las fotografías fueron fugaces. Y las sombras nuestras mejores aliadas. Eso sí, Monforte cuenta con muchos parques y fuentes. Sus fachadas son pintorescas y llenas de color. En algunas ocasiones recuerdan al barrio de Santa Cruz.




Comimos en Orito, lugar del que ya hemos hablado en otras ocasiones. Pero siempre se descubren nuevas cosas. Esta vez fue un pequeño mirador de piedra y con un soporte de azulejo que recoge el paisaje que tenemos delante.

No hace falta que os vayáis muy lejos para contemplar maravillas. Es un lema que repite mucho mi admirado José María Íñigo, y es cierto como que este artículo se acaba.




Joana Sánchez