27 de enero de 2016

TODOS (CASI) somos un poco de MÚSICA, CINE y amigos.


Hoy lo hablaba con mi hermano, es difícil declararse seguidor de un único cantante, grupo o película. Es como tumbarse en la hierba, mirar al cielo y escoger una estrella.
Cada uno estamos hechos de retazos musicales. De canciones que oían nuestras madres o nuestros padres nos 'obligaban' a escuchar en viajes eternos.
Puedo vibrar con el rock más duro, mi primo ha sido y es seguidor de esa música y a él le debo apreciar ese estilo. Me dejo llevar por Bach porque lo oía junto a un amigo especial. Creo que no habría espacio para unir los nombres de los músicos que admiro.
Y luego están los anónimos, esos que tocan en la calle con el único propósito de alegrar la vida a quienes pasamos por delante.
Voces como la de Nieves Conlledo que se arrancan a cantar un aria delante de un violinista haciendo llorar y aplaudir a la gente por la calle. Eso no se olvida.
A poco que salgas de un cine o termines de ver una película y creas que algo te ha pasado por dentro, me entenderás.
Somos lo que leemos, oímos y vemos. Unas veces solos, otras con amigos. Que se convierten en piezas fundamentales. Seres con los que una canción se convierte en LA CANCIÓN.
Hoy se ha ido Black, ¿el mejor cantante de la historia? No. Pero, sí formaba parte de esa telaraña que todos tenemos en nuestro interior, tejida a base de letras que nos emocionan, nos hacen sonreír o reflexionar. A veces: bailar.
Formaba parte de mi telaraña emocional. La que te hace ser lo que en realidad eres.
No somos: profesores, dependientes, periodistas, policías, panaderos... somos lo que nos nutre el espíritu. O eso espero...



La vida era maravillosa pero 'necesitaba' un amigo...

Joana Sánchez González

21 de enero de 2016

El último maestro italiano




El gran representante de "la comedia all´italiana",el gran retratista de su Italia del alma, Ettore Scola, se ha ido dejando un tremendo vacío en el cine. 

Antes de dirigir colaboró durante más de diez años como guionista con los grandes de la época como en "La escapada"  y "Un italiano en la Argentina" con la reciente fallecida Silvana Pampanini ambas de Dino Risi.



No sé cuando le descubrí pero recuerdo ese icono  que es "Una jornada particular"(1977) , virada a sepia,la historia de ese amor imposible en la Italia de Mussolini entre Antonietta y Gabrielle, y ya creo me enamoré del cine de Scola.

No olvidaré esa peli coral como es "La terraza" (1980) con todos los "monstruos" del cine italiano. Pero es en "Macarrones"(1985) donde  cuenta el reencuentro de dos amigos un italiano y un americano, Antoniomy Robert, Marcello Mastroianni y Jack Lemmon, compañeros de la gran contienda.



Dos hombres, dos formas de ver la vida,dos amigos.Y con las frases mas bonitas de la historia del cine."La vida elige al que ama" o aquella de "la vida dura una vida y la muerte solo dura un instante,cuando llega". 

Con "La familia" ya me noqueó  con esas escenas de un gran pasillo de la casa familiar y el eco de las conversaciones de varias generaciones resonando en las habitaciones vacías. 

Las discusiones y los silencios de esa familia en torno a la mesa.Y a nivel muy personal me maravilló con "Splendor" (1989) contándonos la desaparición de esos grandes cines de otra época a través de su dueño Jordan ,el proyeccionista Luigi que estaba enamorado de todas las estrellas del cine y la taquillera Chantal.

Al margen de la magnitud de su cine tuve la oportunidad de oro de apostar por él en los minicines Astoria y estrené varias películas suyas.

"Buenas noches, señoras y señores","La terraza","Entre el amor y la muerte", "La noche de Varennes","La sala de baile", "Macarrones","La familia" y "Splendor".

Su último film "Que extraño llamarse Federico" (2013)  fue un homenaje a Fellini al que consideraba su hermano mayor.

Nunca obtuvo el óscar pero fue nominado en cuatro ocasiones a  la mejor película de habla no inglesa.

En un momento como este cobra protagonismo un cuadro pintado por él durante el rodaje de "La familia" en los estudios Cinecittá y que me regaló la distribuidora con motivo de  su estreno y que guardaré a partir de hoy como un tesoro.

Imagen propiedad de Paco Huesca García


Ettore Socla , ese hombre siempre de la izquierda,fue joven hasta del último día de su vida porque él amaba la vida.

Paco Huesca

20 de enero de 2016

Relatos urbanos en Alicante




Las mejores historias ocurren en los lugares menos sofisticados. En los peores días y junto a protagonistas con imperfecciones que resultan las más atractivas.

Ayer tomé el autobús, una incongruencia cuando tienes carnet, pero algo práctico cuando no tienes coche. En un día donde los labios los cubrí de un rojo llamativo en una tez más blanca que un vaso de leche en la nieve y con aspecto de motera sin moto. Un caos.

En el universo de un vehículo que transporta a gente te pueden pasar cosas. Pequeños guiones reales. Sobre todo si no vas hipnotizado por la pantalla de un teléfono. ¿Por qué alguna gente lleva puesta una sonrisa en la cara mientras mira un teléfono e ignora a quien va sentado a su lado? Al paisaje. Misterios.

Ayer, con mi blanca palidez observé a una señora cargada de bolsas que trataba de llegar a un asiento. Una chica bastante joven, hacía de portadora, pero no era ni hija, ni nieta ni había ningún tipo de relación (la gente joven es buena gente)





Una vez acomodada frente a mí, me sonrió. 

- Siempre que voy a casa de mi hermana, vuelvo con muchas cosas...

- Qué bien, le dije con una media sonrisa roja

- Pero yo encantada... aunque soy mayor, que tengo mis 75 años y diez hijos, enfatizó esto último abriendo mucho la boca

Si esa señora tenía 75 años yo debía ser Agustina de Aragón, pero quién soy para no creer en la palabra de una desconocida con ganas de charlar.

El teléfono estaba en mi bolso y llevaba un mp3 que no escuchaba... así que le debí parecer un bicho raro.

- Hay que sonreír y reír todos los días...

¿Era un libro de autoayuda hecho mujer? ¿Por qué me pasan estas cosas? ¿Por qué me hablan incluso cuando yo no tengo ganas de emitir un sonido?

- Sí, es lo mejor, añadí sin mucha gana pero sonriendo (por si acaso)

- He tenido una depresión durante veinte años. Y ahora no paro de reír. Soy viuda y tengo pareja... , me confesó con una mirada pícara, vivimos juntos, y me voy con él a bailar, hacemos viajecitos... fíjate... y ahora en cuanto llegue, me cambio y a bailar. Casi todas las tardes vamos. Estoy con él... pero con él... (y me guiñó un ojo)

Ay... ¿Quién puede resistirse ante semejante ser humano?

- Está perfecta, ¿75? No lo diga, aparenta diez menos (y es la pura verdad)

- Y diez hijos, repitió

- Pues hace muy bien, sobre todo con lo de ir a bailar...

Tenía el pelo rizado y corto, castaño, unos ojos pequeños pero brillantes, un poco de brillo en los labios y un cutis que más de uno y más de dos querría. La felicidad es lo que tiene.

Como una niña traviesa me susurró:

- Pero es que yo con mi marido no iba a ningún lado, y ahora... yo creo que vivo mejor que la gente joven. 

- Seguro... pero se lo ha ganado

- Es que él me quiere mucho y antes con mi marido... ya se sabe...,- cara de resignación- al llegar a casa me arreglo, me pongo un vestido negro, mis tacones y me pinto un poco, ¿la sombra azul queda bien?

(No soy la más apropiada para dar esos consejos pero le dije lo que pensaba)

- Usted es muy guapa, tiene unos rasgos joviales y suaves, no se ponga esos colores... no son naturales. 

- ¿Entonces qué me quedaría bien?

Suspiré y miré la bandeja que 'su hermana le había dado para que cenaran los dos juntos'. Era como tener quince años y hablar con tus amigas sobre "qué me pongo".

- Usted se pone lo que le guste, pero vamos, que con esa cara no necesita mucho maquillaje, está estupenda. Menos es más.

- Te voy a hacer caso y esta tarde sólo los labios y la cara más limpia... ¡Anda, la parada! Y yo no puedo, no puedo con todo esto, la quiero a morir a mi hermana pero se pasa de generosa...

Cogí un par de bolsas que iban cargadas de verdura y la bandeja para dos.

La señora bajó y le di todo lo que llevaba. 

- Gracias guapa, por todo, seguiré tus consejos.

Y yo los suyos..., pensé mientras volvía a mi asiento y sonaban Loryi Meyers.



Joana Sánchez


19 de enero de 2016

Paco Huesca, Director del Festival de Cine Independiente de Elche

Hace una semana Paco me llamó. Estaba emocionado, encantado y sorprendido. ¿El motivo? A partir de ese momento, era el flamante Director del Festival Internacional  de Cine Independiente de Elche. 

La noticia le había pillado por sorpresa, él había acudido a una reunión con el Presidente de la Fundación CAM para tratar otro tema cinematográfico: el nacimiento de la Cinemateca del Mediterráneo, que ayer dio comienzo.

El lugar: El Aula de Cultura de Alicante. Avenida Doctor Gadea, 1

Día: lunes

Hora: 19 h

Entrada gratuita


No seré yo quien exponga las maravillas del festival porque los cinéfilos las conocen, sino lo que representa para el que fuera propietario de los Astoria. Y también para las personas que le queremos y valoramos su trayectoria.

Tras dedicar su vida a los minicines y a tantas cosas donde siempre se ha dejado la piel, vuelve al Aula de Cultura donde por la década de los 70, realizó cine forums por toda la provincia.

Una vida de película, con fundidos a negro y primeros planos, ("exilio" incluido), le devuelve otra proyección, una en la que de nuevo saldrá a la luz no sólo su amor al cine, sino a la Cultura, con ese perfeccionismo con el que ha tratado de llevar a cabo cada proyecto.

Paco, es feliz. Y para mí, es la noticia más importante.

Todos merecemos ser felices, que se reconozca nuestra labor, pero hay seres especiales, con una sensibilidad extrema, que por justicia, sin importar el tiempo que haya que esperar, y sin pedir nada, al final obtienen una recompensa.

Cuando aprecias a una persona y sabes que puedes contar con él para hablar de cine o de otras películas realistas, cuando ha sido tan generoso estando en los momentos buenos y malos, no sólo ves al exhibidor de cine, al coleccionista, al activista, ves a un hombre bueno que se merecía que le ocurriera algo como esto.


Y por su valía, experiencia y peso dentro del séptimo arte en nuestra provincia, él está donde merece, y lo que haga será sinónimo de éxito.

"El tema de la Cinemateca del Mediterráneo y el Festival de Elche me hacen sentir de nuevo, feliz e intentar hacer bien mi trabajo porque me considero perfeccionista"

Otro regalo más: Premio "Compartir" 2015 que recibiría el próximo 23 de enero.

Adelante, Paco ya no estás 'fuera de cámara'


Joana Sánchez

18 de enero de 2016

A las mujeres admirables (Sufragistas)



Director
Sarah Gavron
Guión
Abi Morgan
Música
Alexandre Desplat
Fotografía
Eduard Grau
Reparto
Carey Mulligan, Helena Bonham Carter, Meryl Streep, Anne-Marie Duff, Brendan Gleeson, Ben Whishaw, Romola Garai, Samuel West, Geoff Bell, Natalie Press, Lee Nicholas Harris, Richard Banks, Adrian Schiller, Judit Novotnik, Morgan Watkins



"Sufragistas" me ha hecho no ya saber, porque lo sabía, sino sentir en lo más profundo de mi cerebro y de mi corazón lo terrible de esta lucha. Y también me ha permitido recordar la heroicidad callada de tantísimas mujeres que, a lo largo de los dos últimos siglos (y apoyadas por unos cuantos hombres)lo han dado todo, incluyendo la vida, por la libertad.

Por las libertad de las mujeres y la libertad subsidiaria de los varones, porque los verdugos también están condenados a  un destino miserable.

A todas esas mujeres anónimas que han sido insultadas y despreciadas;  a las que arrebataron   a  sus hijos, a las que pegaron y echaron   de casa, a todas las que encerraron en las cárceles o en los manicomios o que incluso fueron ejecutadas en la guillotina; a  las indómitas luchadoras de la dignidad que, en suma, han conquistado el derecho a votar, a estudiar, a  decidir y a vivir,

Gracias guerreras admirables.

Paco Huesca

7 de enero de 2016

Cuando un amigo se va




Salva Payá se ha ido. Y lo ha hecho después de muchas décadas tetrapléjico pero luchando como un jabato para no ser nunca una carga  para sus padres.Siempre haciendo amigos,regalando  sonrisas a sus enfermeras, bromas a sus cuidadores y levantándote el ánimo cuando lo visitabas a su residencia de turno.

La noticia me ha cogido por sorpresa máxime porque a comienzos de fiestas recibía como siempre por correo electrónico su foto con gorro de Papa Noel con su sonrisa.

Me ha resultado un mazazo. Luchó por los enfermos como él a través del movimiento asociativo desde un ordenador que manejaba  a  las mil maravillas con la barbilla.

Se hizo con una silla eléctrica que manejaba con su barbilla y le daba cierta autonomía. 

Leía, veía pelis que  a veces le acercaba, se podía hablar de todo y seguía leyendo revistas de motos su gran pasión y su gran perdición. De Salva, a pesar de ser un ser excepcional me maravillaba que si estabas depre era él quien  te subía la moral, me descuadraba y pensaba en lo poco que uno era.


En los lejanos 80 yo gerenciaba el cine Palafox de Elche y programé un maratón de cine y le dije me acompañara y nos quedábamos a dormir ya que al día siguiente domingo tenía matinal. Me dijo que sí.Pero el sábado en cuestión por la tarde me llamó y me dijo que eran fiestas en Alcoy y subía con la moto.

Quizás de   haberme acompañado a Elche no hubiera tenido el fatal accidente que le dejó postrado para siempre después de  luchar en Toledo y luego ya en Alicante como un auténtico guerrero.

Nunca olvidaré la sonrisa de Salva, lo ligón que era, la pasión que ponía en todo, sus palabras tan bien dichas, su espíritu de superación y ese cerebro que le funcionaba mejor que cuatro juntos.

Me acuerdo ahora en especial de sus padres que han llevado la situación de su hijo  de forma excepcional, ejemplar, impecable.Desde aquí toda mi fuerza y consuelo  a ellos , a su hermana Belén y resto de la familia.

Recuerdo un aniversario de los Astoria que vino con su silla - cama para recoger el carnet de hojalata tan feliz y sin complejos. Se ha ido cuando la cosa se ha puesto fea y tenía claro lo que quería y la familia lo ha cumplido.

Una persona a recordar y poner como ejemplo en estos tiempos tan obtusos donde no hay valores. El conservaba todos y hacía amigos y amigas, reía y no lloraba. Adiós, Salva que ahora ya más ligero recorras los cielos en una moto de esas que te molaban tanto.

Un abrazote. Echaré  de menos  las conversaciones, ese gran amor por el cine clásico y tu sentido  de la amistad. Adiós, amigo.

Paco Huesca

6 de enero de 2016

El Aula de Cultura, la Cinemateca del Mediterráneo y Paco Huesca


Conocí a Paco Huesca por ser el propietario de los minicines Astoria. No tuve la suerte de ser una de sus amigas en esa época en la que este apasionado del séptimo arte, era un referente en Alicante. Un enamorado del cine, más allá de lo que un 'exhibidor cinematográfico creativo' debe ser.

Coleccionista, empresario, activista. Un personaje que hablaba y opinaba en diferentes medios de comunicación. Un soñador que quiso ser director de cine, estudió Derecho y acabó haciendo felices a muchos cinéfilos de la terreta.

Un buen chico que creció en una familia feliz, sensible y con una pasión desbordante por el cine, el dibujo... 

Numerosos e históricos son algunos de sus estrenos. Como cuando el 23 F mantuvo los cines abiertos.

En un país donde uno debe decantarse por vestir de un color u otro, siempre me han gustado las personas que saben dialogar sin fijarse en esos detalles. Paco, es una de esas personas. A veces, un poco vehemente, otras, trágico y por norma: auténtico.



Desde que tuve la osadía de plantear que colaborara en este blog allá por 2010, he visto cómo:

- Protagonizaba un corto 

- Participaba en diversas charlas 

- Por fin, vio la luz la segunda exposición de cine: Una exposición de cine 2. 10 años después, la pasión continúa. 

- Ha compartido con los lectores, anécdotas y curiosidades sobre películas rodadas en la provincia. 

- Ha relatado en primera persona, cómo eran algunos de los actores más relevantes de la profesión con los que les unía algún tipo de relación. Nos ha dejado boquiabiertos con momentos cruciales en la ciudad, que no sólo vivió sino en los que participó activamente.

- Junto a Marc Llorente trabajaba en un libro.

- Nos permitió al sr. Muñoz y a mí entrar en su hogar para concedernos una entrevista y mostrarnos no sólo sus tesoros en forma de fotografías, recortes de periódicos enmarcados, junto a caras conocidas. También nos mostró algo más importante: a un hombre tímido, vestido de negro, amante de los animales, generoso y sin ninguna vanidad.

Por todo esto y más cosas que olvido de manera injusta, me ha alegrado leer que la Fundación Caja Mediterráneo haya apostado por Paco Huesca para gestionar la programación de la futura "Cimemateca del Mediterráneo" para febrero de este recién estrenado 2016.

Paco lo merece, lo vale y estoy convencida de que hará un buen papel. 


Todos los que le queremos y valoramos su trayectoria estamos muy contentos con esta noticia, sólo nos queda decir: "Adelante, Paco y que viva el cine"


Joana Sánchez