7 de junio de 2016

Bye, Alicante Cuenta




Todos los días alguien decide abrir un blog. Para compartir viajes, reflexiones, a nivel profesional, para todos los públicos o dirigido a una panda de apasionados por una afición.

Hace un año pensé en dejar de escribir aquí pero lo retomé. Hoy, pienso que no tiene mucho sentido mantener un sitio que nació fruto de la ilusión de dos personas, y al que se unieron otras como Paco Huesca y algunos más que de manera puntual colaboraban.

Se me acabó el encanto, como dicen en México. No tengo excursiones que compartir, ni curiosidades para plasmarlas en este blog. 

Hay proyectos que se emprenden porque los mueve una ilusión y si desaparece, no tiene sentido escribir palabras carentes de emoción. Os soy sincera, desde que el señor Muñoz dejó de aportar sus reflexiones o indirectamente me ayudaba a mostraros lugares con encanto, esto dejó de tener sentido.

Ha sido bonito, he intentado llevarlo sola pero, ya no es lo mismo. ¿Será por blogs dedicados a Alicante? :)

Durante seis años hemos aportado nuestro granito de arena, pero todo tiene su fin y el mundo seguirá girando.

Abrazos y besos

Joana Sánchez González

3 comentarios:

ewa-w hiszpanii Dunin-Mieczyñska dijo...

Ay..que triste esto parece una despedida..no se puede hacer nada?? No nacido aquí pero lo llamó mi ciudad..i me gusta mucho.saludos

ewa-w hiszpanii Dunin-Mieczyñska dijo...

Ay..que triste esto parece una despedida..no se puede hacer nada?? No nacido aquí pero lo llamó mi ciudad..i me gusta mucho.saludos

Alicante Cuenta dijo...

Buenos días Ewa, eres muy amable. No, no se puede hacer nada. Esto es como cuando un grupo se queda sin vocalista, puede venir otro a sustituir pero nunca será lo mismo. Seguiré escribiendo pero aquí no. Estos días he recibido correos y ahora leo este mensaje, estoy sorprendida, agradecida y alucinada: pensé que éramos una pequeña familia pero compruebo que somos muchos. Lo único que se podría hacer no se puede hacer. Pero gracias por leernos y sobr todo por tu comntario. Un abrazo.