8 de abril de 2016

Kiki, el amor se hace

LUIS BERMEJO ENAMORADO SOMNOLIENTO


Kiki, el amor se hace es la última película de Paco León. La vi ayer y no sólo la recomiendo sino que me parece un excelente trabajo. Aunque se venda como una comedia erótica-festiva, en realidad se trata de un homenaje al AMOR. Así, con mayúsculas.

Cinco parejas. Unas llevan juntas varios años, otros se están conociendo, pero todos apuestan por lo mismo: pelear por su historia y contra algunos tabúes.

El trabajo de los actores es perfecto. Se les nota cómodos, creen en lo que interpretan y esta es la mejor prueba de que Paco León está haciendo bien su trabajo como director.

Kiki, el amor se hace, es un remake de una película australiana: The Little Death. Las filias sexuales son la base del guión, y existía un riesgo: caer en la vulgaridad, en lo simple; de hecho, sin ver la película algunos ya la tachan de: película española que trata sobre sexo, en tono peyorativo.

A mi juicio se equivocan, el actor ha logrado concebir una comedia entretenida, que se disfruta desde el minuto uno. Las sonrisas, la ternura, la sensualidad, la naturalidad con la que se cuentan, no sólo las filias, sino lo que implica una relación: falta de comunicación, esa chispa que desaparece, convierte esta historia en 100 minutos de autenticidad que vamos a disfrutar.


Entre tierna, salvaje y muy divertida la historia de esta pareja que lleva un año. Ante todo, mucha sinceridad.
ALEX GARCÍA y NATALIA DE MOLINA


Sexo con moderación o cómo hablar del tema con elegancia.

Son muchos años de relacionar sexo y cine español dando como resultado de la fórmula algo obvio, sin emoción, vulgar, incluso aburrido. 

Paco León demuestra que los símbolos, algunas metáforas, y  el humor pueden resultar más excitantes que una imagen explícita. Fernando Pérez junto al director, han construido un guión sólido. Donde las filias -que todos tenemos- se mezclan de manera natural con unas relaciones bien contadas gracias a unos personajes creíbles que inspiran ternura, logran sacar la sonrisa y ganar la complicidad del espectador. 

Si te da pavor el sexo o tienes prejuicios quizás no sea tu película pero, como bien rezan algunas críticas (que he visto ahora) la NATURALIDAD prima a lo largo de la historia, no creo que nadie salga de la sala escandalizado :)

ALEXANDRA JIMÉNEZ, MUY ESPECIAL PARA LAS TELAS Y CON PROBLEMAS DE AUDICIÓN.  EL PERSONAJE MÁS TIERNO.

Hay momentos para la carcajada con una Belén Cuesta tan dulce como 'loca' que sólo trata de vivir en un mundo donde la gente parece muy abierta y moderna pero no es así. La inocencia que desprende su personaje es de matrícula de honor. Y refleja algo común en todas las sociedades: la hipocresía de un conjunto que se considera abierto, moderno... y en realidad viven una sexualidad reprimida.

Candela Peña junto a Luís Callejo, y Alexandra Jiménez son las historias que más me han calado junto a la de la pareja veterana, ese cirujano con una mujer a la que el carácter se le ha agriado: la historia más surrealista de todas y la más romántica ;)

Huyamos de los tópicos, no nos dejemos llevar por el desprecio hacia un trabajo español sólo por lo que otros hayan hecho. Puedes ser admirador de Buñuel, de Berlanga, de Woody Allen, haber visto todos los clásicos y tener la mente abierta. 

Bodrios los hay, en todas partes, pero sería injusto meter en ese saco a esta película antes siquiera de ver unos minutos. 

¿A quién la recomiendo?

1. A parejas que atraviesen un momento gris en su relación
2. A personas sin pareja :)
3. A parejas que se acaben de conocer, puede ser una buena excusa para hablar claro desde el principio
4. A cualquiera que necesite reír o sonreír

¿Por qué lo llaman sexo cuando quieren decir AMOR y filias?


Me divertí, cuando terminó tuve ganas de bailar y así lo hice, al compás de la canción de abajo.Cuando nos quitemos ciertos complejos y nos dejemos llevar seremos capaces de disfrutar más de la vida, y hablo de apostar por ver una película sin juzgarla porque todos somos un poquito raros ¿O NO? ;)




Joana Sánchez

No hay comentarios: